Publicidad

Villanova: “El proyecto del cuartel de la Guardia Civil es la historia de un sectarismo extremo lleno de medias verdades, mentiras e inacción”


El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, ha criticado con dureza la licitación realizada por el Ministerio del Interior, tan solo un par de días antes del comienzo de la campaña electoral del 23-J, y recogida por algunos medios de comunicación, acerca de la contratación de la asistencia técnica para la redacción del proyecto básico y de ejecución de la nueva Casa Cuartel de la Guardia Civil.<a ></a> La licitación de este servicio, impulsada por la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y de la Seguridad del Estado (Siepse), tiene un coste inicial fijado en 145.000 euros, con un plazo de elaboración de 5 meses, según publicó el 6 de julio el diario El Español.

El regidor considera que este anuncio constituye “una nueva tomadura de pelo a los alhaurinos y una muestra más del sectarismo extremo” por parte de los titulares de dicho Ministerio, Fernando Grande-Marlaska y, particularmente, la exdirectora general de la Guardia Civil, María Gámez, “que son los dos grandes responsables de que hayamos perdido otros dos años en el camino, por su inacción y también por sus medias verdades y mentiras y por su marcada deslealtad institucional”.

Villanova recuerda que esta necesaria infraestructura va camino de convertirse en un nuevo ‘culebrón de sectarismo socialista’, parecido al de la Ciudad Aeroportuaria (entre 1999 y 2018) y del acceso norte al Aeropuerto por la Hiperronda más el desdoblamiento del acceso desde Alhaurín de la Torre (2010-2022).

En efecto, desde que en 2008, el Pleno Municipal acordara la cesión del solar público de 5.000 metros para dicho edificio, el proyecto ha pasado por distintas fases de avances hasta que el PSOE volvió al Gobierno central en 2018, momento en el que quedó totalmente paralizado. Desde entonces, “nos han tenido vetada por completo la construcción del nuevo cuartel de la Guardia Civil, pese a las promesas y palabras vacías. Es una triste historia de torpedeo y ninguneo por parte de la exdirectora general, sin duda. Está claro que el Ejecutivo de Pedro Sánchez gobierna mirando el color político de cada municipio, ya que el cuartel de Cártama, cuyas obras comenzaron hace unos meses, es en realidad el que tendrían que haber construido en nuestra localidad”.

Para cimentar esta afirmación, el alcalde recuerda que en abril de 2021, la propia Dirección General de la Guardia Civil confirmó por escrito a la Oficina Técnica Municipal que el nuevo acuartelamiento ”está priorizado dentro del Plan de Infraestructuras del Estado PLISE 2019-25”, por lo que el horizonte de esa construcción, como muy tarde, se situaba en 2025. En aquel entonces, el plazo estimado de redacción de proyecto y la construcción era de dos años, estando ya el programa de necesidades elaborado y aprobado, esto es, con vistas a 2023. Por ello, en dicha comunicación solicitaban que se ampliara la cesión del suelo por parte del  Ayuntamiento. Y así, el 17 de mayo de 2021, el Pleno Municipal de Alhaurín de la Torre renovó por tres años dicha entrega de la parcela, al aprobar por unanimidad no ejercitar el derecho de reversión de los terrenos. Todo ellos sucedió tras cumplirse trece años desde que el Ayuntamiento cediera gratuitamente este solar para la construcción de un nuevo cuartel, sin que hasta la fecha se hubiera ejecutado el proyecto.

Sin embargo, pocos meses después, Villanova detectó que los Presupuestos Generales del Estado de 2022 no incluían partida alguna para el futuro cuartel de la Guardia Civil del municipio, de ahí que censurara el “colosal engaño” por parte de la exdirectora general del Instituto Armado por incumplir el compromiso que le hizo llegar al Ayuntamiento. En enero de 2022 se supo que, en efecto, sí había en los PGE una dotación para el cuartel de Cártama.

En enero de 2023, Gámez, justo antes de su dimisión, visitó las obras del vecino municipio, “para certificar la existencia de ese sello socialista sectario”, al priorizarse a Cártama, gobernada por el PSOE, por delante de un municipio como el nuestro, que llevaba 15 años ofreciendo suelo y reclamando la infraestructura. Ya en marzo de 2023, el Gobierno de Sánchez hizo un adelanto informativo, “otra vez electoralista”, de que el cuartel alhaurino tendría una inversión de 5,6 millones de euros, de acuerdo al anteproyecto en marcha.

Eso sí, para ser justos, el alcalde considera “vital” la intervención de la presidenta de la la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y de la Seguridad del Estado (SIEPSE), Mercedes Gallizo, quien “ha hecho en un año mucho más que los sectarios Marlaska y Gámez en cinco años. Villanova relata que, en julio de 2022, inició conversaciones con Gallizo, “una socialista no sectaria con la que conservo un enorme cariño, respeto y amistad”, gracias a lo cual se retomó de alguna forma el proyecto, “no precisamente gracias a Marlaska ni Gámez”.

“Con esta ensalada de inacción, deslealtad institucional, medias verdades y mentiras, nos metemos en la campaña electoral del 23-J con la noticia de que se va a construir nuestro nuevo cuartel, cuando en realidad no es tan inmediato: se licita el proyecto básico y el de ejecución y aún quedan meses para que comiencen las obras, y eso, en el mejor de los casos, se come el plazo de 3 años concedido por el Pleno de Alhaurín de la Torre en 2021. Hasta ahora no he querido hacer declaraciones por no ensuciar más la campaña electoral, pero ahora me siento liberado de hacerlo y desnudar ese sectarismo tan retorcido de buena parte de los dirigentes socialistas para con Alhaurín de la Torre”.

 

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.