Publicidad

Alhaurín de la Torre colabora en la expedición de un bus solidario con destino a la frontera ucraniana


La solidaridad con Ucrania sigue estando muy presente en Alhaurín de la Torre y en sus alrededores. Además de las distintas campañas de recogida de productos de primera necesidad, emprendida por el Área de Juventud y Corresponsales Juveniles, y el concierto del próximo domingo, ahora nuestro municipio se ha volcado con la expedición de un autobús que partirá mañana domingo con destino a la frontera ucraniana en Polonia. La iniciativa ha partido de Imfobús (asociación de empresarios de transporte de viajeros por carretera), que pidió asesoramiento jurídico, técnico y asistencial a las responsables de la Fundación La Esperanza, entidad que gestiona varias residencias privadas en la localidad y en Churriana y, también, a nivel público, el Centro Municipal La Candelaria para personas con necesidades especiales y el Centro Municipal de Día.

Rápidamente, el deseo de colaborar irradió a todo el entorno de Alhaurín y Churriana y, por ello, la colaboración de distintos estamentos y grupos de nuestra localidad ha sido muy diversa. Por un lado, un empresario ha querido aportar, de forma anónima, la totalidad del coste derivado del combustible, que suma varios miles de euros. En segundo lugar, el Área de Bienestar Social del Ayuntamiento, que dirige María del Carmen Molina, ha apoyado una serie de tareas relacionadas con la logística y los trámites, así como ha puesto a disposición de esta expedición a los integrantes de la Asociación Eo, Eo, gracias a su experiencia en cooperación internacional y los conocimientos en Enfermería, además de haber mediado en la tarea de localizar al benefactor que asume el importe de la gasolina.

Y es que el contingente, que partirá mañana domingo, sobre las 08:30 horas, desde la explanada de la residencia Juan González de Churriana, tiene un doble objetivo: por un lado, transportar un lote de productos de primera necesidad, higiene, farmacéuticos y de abrigo, hasta la ciudad de Przemysl, en la frontera polaco-ucraniana, donde las ONG trabajan en varios campamentos. Por otro, se ha coordinado, a través del Consulado, la recogida de familias refugiadas en Cracovia para venir a la provincia de Málaga y quedarse en acogida temporal. Para ello, el autobús acudirá con cuatro voluntarias de la Fundación La Esperanza, entre ellas, su gerente, Mari Paz Dovado, quien no descarta, en el futuro, una nueva expedición y, además, como experta en la atención a personas con necesidades especiales, ha mostrado su deseo de poder abrir una vía para ayudar también a los colectivos de discapacitados, “los grandes olvidados en esta crisis humanitaria”.

El bus es aportado por Autocares Quino e Hijos, S. L., con tres conductores para los turnos, mientras que Imfobús ha realizado una colecta entre sus asociados y Fundación La Esperanza corre con los gastos del viaje de vuelta, ya con las familias ucranianas en él, previamente designadas en coordinación con las autoridades diplomáticas del país.

Algunas autoridades municipales de Alhaurín de la Torre acudirá mañana a la salida de la comitiva.

 

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.