Publicidad

El CD Colegio El Pinar da un vuelco a la clasificación del campeonato en la semana más decisiva en su reciente historia en EBA


Tras derrotar a los dos equipos más difíciles del Grupo D en apenas tres días -al líder Almería y al todopoderso La Zubia el miércoles-, el plantel colegial consuma uno de sus mejores momentos competitivos del año con la tercera victoria en menos de una semana y a domicilio frente al siempre complicado Enrique Soler Melilla; una racha de triunfos que consolida a los rojillos en la zona media-alta de la tabla y que confirma el empuje del efecto Florido tras el relevo en el banquillo del primer equipo de la entidad

De correr el peligro de rozar la línea amarilla que marca el vagón de cola de la tabla a situarse a dos victorias de los conjuntos que marcan el ritmo del Grupo D de la cuarta categoría del basket nacional -Unicaja y La Zubia- y a una más del líder Almería, que a su vez fue la primera víctima del conjunto colegial -sábado, 22 de enero- en una semana de libro en la que los rojillos han cosechado nada menos que el 40% del total de triunfos que tienen en su haber en este momento; evidenciando un cambio en su inercia competitiva que no sólo les consolida en la zona media de la tabla en un grupo en el que la igualdad es máxima y en el que cualquier escenario es posible, si no que les coloca en una posición de fuerza para encarar una segunda fase del campeonato que resultará vital para sus intereses y que arranca con la visita al pabellón colegial este sábado, 5 de febrero, de Novaschool, otro de los rivales directos de El Pinar.

El nivel de intensidad que los deportistas del primer equipo de la entidad están poniendo en cada uno de los choques es máximo y, si bien ninguno de ellos se salda sin sufrimiento, aunque se suele cumplir la pauta de unos primeros cuartos de dominio absoluto; los resultados están llegando en forma de triunfos con partidos muy completos en los que el bloque está mostrando cambios en los parámetros de juego con una sólida defensa y unos registros de entrega física y nivel de acierto que en gran medida están detrás de esta importante racha de resultados.

La visita de este fin de semana a la cancha del siempre rocoso Enrique Soler Melilla llegaba como una de esas pruebas de fuego que podían marcar un punto de inflexión en esta racha o consolidarla, como finamente ha ocurrido, demostrando el momento de gracia de los hombres dirigidos por Javier Florido; el técnico que ha puesto un punto y seguido en la trayectoria del plantel y que ha marcado una nueva pauta desde que aterrizara en el banquillo en las semanas previas al parón navideño.

 “El equipo estaba trabajando bien, pero los resultados no acompañaban. Partiendo de esta base, uno de los temas más importantes era el de lograr que los jugadores tuvieron un estado anímico mejor; esto acompañado de más intensidad en las labores del día a día y una reconfiguración de roles en la plantilla que permitieran a cada uno de sus integrantes conocer con claridad su papel dentro del grupo. Creo que este junto de acciones nos han ido permitiendo cambiar la dinámica hasta llegar aquí”, asegura Florido, quien añade que el reto ahora es continuar con la senda y lograr doblegar a “equipos malagueños que nos vienen a partir de este momento y a los que no logramos imponernos en la primera vuelta; todo ello con la cierta tranquilidad que nos otorga la nueva situación y el que estamos ocupando el puesto en la tabla que coincide con las expectativas que teníamos al arranque del campeonato”.

También el capitán Luismi Moreno celebra el papel del equipo en las últimas jornada de Liga y apunta que detrás de estas victorias hay una exigente labor de preparación en el que tanto él como sus compañeros lo dan todo durante cada tarde de entrenamiento, sesiones que son bastante exigentes: “Venimos trabajando muy duro desde hace semanas y, tarde o temprano tenían que llegar los resultados. Todos estamos remando en la misma dirección y nos sentimos cargados de moral por estas victorias y por la imagen que viene dando el equipo”, comentaba Moreno, quien quiso agradecer el apoyo de la entidad en todo momento, “incluso cuando los resultados no nos han acompañado tanto, manteniendo siempre la confianza en nosotros”.

Finalmente, quiso realizar un llamamiento a la afición para que continúen apoyando al equipo como lo han estado haciendo hasta ahora y fijó el objetivo en la jornada de Liga del próximo fin de semana en la que recibirán a Novaschool en casa; un rival al que tienen ganas de doblegar por primera vez en el pabellón colegial.  

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.