Publicidad

Las obras de recuperación del futuro Parque de la Finca San Francisco acabarán en septiembre


Los Servicios Operativos Municipales están llevando a cabo una importante actuación en las zonas ajardinadas de la Finca San Francisco, un terreno municipal situado entre las urbanizaciones Cortijos del Sol y Los Manantiales, y que requerían de una intervención integral debido al deterioro que ya presentaba por el paso del tiempo. El resultado final será un gran parque público, muy atractivo, y que vendrá a incrementar la red de zonas verdes sostenida por el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre.

Las obras, que están muy avanzadas, tienen un coste aproximado de 120.000 euros y se centran ahora en la construcción de elementos decorativos como arcos, una gran fuente, una amplia pérgola con vigas de madera y hasta un original pozo de agua de imitación. La remodelación de todo el espacio ha precisado unas labores previas de desbroce, limpieza de restos de poda, rebaje de superficies e instalación de acometidas de electricidad, arquetas y canalizaciones de agua. También se han habilitado bordillos nuevos y se está trabajando en la pavimentación con hormigón impreso para los senderos y zonas de paseo y descanso. El proyecto quedará rematado con alumbrado público con luces LED, mobiliario urbano y, posiblemente, una pequeña zona para juegos infantiles. Igualmente, quedará vallado en todo su perímetro para cerrarlo por las noches, al igual que el resto de parques de mayor superficie y tal como han venido solicitando los vecinos. Se espera que la obra finalice en los primeros días de septiembre.

El alcalde, Joaquín Villanova, visitó ayer la obra que se lleva a cabo en el lugar junto con el concejal de Obras y Servicios Operativos, Prudencio Ruiz. El regidor asegura que este modelo de recuperación de zonas ajardinadas en urbanizaciones y barriadas, en su objetivo de regenerar espacios degradados e integrarlos para uso público, con materiales  limpios, sostenibles y resistentes, con mantenimiento de escaso coste y respetando al máximo la arboleda existente, es el que se va a aplicar en breve a la urbanización Torresol.

Como se recordará, este jardín tiene unos 20 años de antigüedad y estaba a falta de una actuación integral, ya que en 2015 se mejoró solo la superficie de 1.400 metros más cercana a la travesía urbana, en lo que fue una primera fase de un proyecto que ahora se completa. Aquellas mejoras consistieron en la construcción de senderos, la creación de pilastras decoradas con piedras de colores y la poda y reordenación de los árboles. En aquel momento, se apostó por dejar en el centro un algarrobo centenario de gran importancia en el paisaje urbano, así como un grupo de olivos y de ficus.

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.