Publicidad

El Copo. Hoy es el día del Señor


Y al séptimo día descansó. Y nació el domingo, hace años fiesta de guardar y sin trabajo de por medio.

Es que tenemos ases en la bocamanga para todo. Después llegó el sábado y nos acostumbramos a la buena vida, pues ya eran dos días sin doblar el espinazo de los siete que conforman una semana.

Más tarde, gracias a la Iglesia que nos concede cantidad de festividades de las que nadie protesta, nos inventamos los “puentes” saltándonos con la pértiga un día normalete.

Y ya con Franco, el pequeño Seat-600 y un montonal de letras peseteras para pagar el apartamento, fuimos como dioses y casi terminamos con aquello de “sol a sol”.

Hoy mi hija ha preguntado por el PCR de marras de hace unos días, el mismo que ayer decían en un programa de televisión que se tarda de cuatro a cinco horas en saber el resultado.

Le han contestado que hoy es domingo; y digo yo “que si eso viene de Barcelona con un clic línea wifi en un santiamén a qué viene ser tan apretado y tener a una familia en tensión”.

Así que con los dedos cruzados mi hija, que es más que una santa, es una mujer, se ha ido al “Tortillón” y ha traído manjares para echar el día mientras esperamos el resultado.

Tanta prisa todo Dios para que los docentes, maestros, se hagan los test rápidos y resulta que dos mil de los que han pasado por el pinchazo en Madrid están pringados de covid-19, y ahora tienen que repetir con el PCR duro, el de la varilla por las narices.

Yo me quedo por estos lares para siempre.

 

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.