• OMIC Alhaurín de la Torre
  • Publicidad

    El Copo. ¡Hola don Pepito, hola don José!


    Corre por la red que hoy a las 19 horas salgamos a los balcones para cantar aquello de ¡Hola don Pepito, hola don José! Y tal como marcha el encierro pudiera ser que me exponga a hacer el “ridi” y echar un poquito de la mala “leche” almacenada para un encierro que, según expertos del ramo, va para largo.

             Primero fue salir para aplaudir al personal sanitario; ayer para otorgarle una cacerolada al Rey antes de saber que iba a contarnos; hoy lo de “don Pepito y don José” y mañana nos inventaremos algo sobre el señor Simón, al que reconozco tenerle una cierta manía.

             Para qué queremos unos sanitarios de p.m. si carecemos de UCIs, UVIs, Tests, etc. en condiciones. Van los pobres héroes de estación en estación, de tele en tele, reclamando al jefe superior inmediato le cubran de los utensilios necesarios para que mis compañeros viejecitos no mueran en las ya famosas residencias necrológicas de mayores.

             A mí lo que me tiene fuera de mis casillas es la falta de mascarillas. No lo entiendo, no me lo creo, no me entra en el coco que no existan esos embudillos en las farmacias. Y las que hay es gracias al pueblo chino que tuvo, retuvo y regala, especialmente a las Fuerzas Armadas, las famosas mascarillas.

             Paro por un momento para asomarme al balcón y hacer el ridículo…

             Pues poca cosa: Yo he gritado: “¡Hola don Pepito!”… y un vecino del bloque de enfrente ha abierto la ventana y me ha espetado que a él le importaba un comino, aunque realmente lo que ha dicho es: “y a mí que c--o me importa”.

             Lógico, estamos perdiendo la chorla.

     

     

    Comentarios
      No hay comentarios
    Añadir comentario
    - campo obligatorio (*)

    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.