• OMIC Alhaurín de la Torre
  • Publicidad

    El Copo. Los “buitres” humanos


    Aquí estamos, en casa, acatando la orden del Consejo de Ministros y Ministras de permanecer confinados en casa por acatamiento de la ley, “dura lex”, viéndolas venir y dejándolas pasar a la espera del estallido de la libertad.

             Da para pensar, tal vez en demasía, estar encerrado durante horas y horas con ella, la “pastora”, y la hija de ambos. Hablamos, reímos, gritamos, limpiamos, comemos, nos vemos, pensamos, vemos la tele, escuchamos música, dormimos, volvemos a limpiar, nos lavamos las manos y asistimos al gran carnaval de la mensajería que nos llega vía oficial y vía guasa de la buena.

             De ayer a hoy mis oídos han percibido dos noticias dignas de ser mencionadas e indignas por haber sido cometidas por seres que, siendo humanos, se han convertido en buitres carroñeros.

             La primera ha sido protagonizada por alguien de la provincia de Jaén que guardaba “ciento cincuenta mil mascarillas” de esas que se usan para prevenir una posible invasión del “coronavirus” con el fin de enriquecerse con su posible venta multiplicando precios; un buitre carroñero que juega con la vida por unos denarios traicioneros. La Guardia Civil ha confiscado el tesoro y lo ha remitido a las autoridades sanitarias.

             El segundo caso es el de la buitre Clara Ponsatí -una de las fugadas con Puigdemont- que actualmente goza del privilegio de ser eurodiputada. La muy borde no ha tenido otra ocurrencia que enviar un tuit en el que se leía “De Madrid al cielo”, en clara alusión a los ciudadanos muertos en la capital del Reino por la pandemia del “coronavirus”, y he escrito “leía” porque lo ha borrado por cobardona no sea que “volara” el escaño donde asienta sus posaderas.

             Este par de buitres deben tener su merecido. El primero seguro que sí lo tendrá, pero y ella: la Clara, ¿seguirá comiendo gracias a los muertos?

     

     

    Comentarios
      No hay comentarios
    Añadir comentario
    - campo obligatorio (*)

    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.