• OMIC Alhaurín de la Torre
  • Publicidad

    El Copo. Andalucía, ¿apostasía o valentía?


    Andalucía es la Comunidad Autónoma que más diputados aporta al Congreso; hasta un total de cincuenta y dos señorías, de diferentes partidos, descansan sus posaderas en los escaños del hemiciclo; de ellos no existe ni uno, ni siquiera uno, que tenga obediencia a los problemas de su terruño; eso sí: se cuadran ante sus jefes superiores, sean estos “presidentes” o “secretarios generales”, a los que tienen obediencia ciega.

             A nuestra-vuestra tierra le sigue Cataluña con cuarenta y ocho diputados, de ellos veintiuno son nacionalistas que, junto a una decena de gudaris vascos, son los que realmente “cogobiernan” España y mantienen a Pedro Sánchez en La Moncloa; no olviden que, llegado el momento, aúpan a la Presidencia al personal del PP si les viene bien para los intereses de la tierra en la que mamaron.

             No importa al personal que sean transferidas competencias tras competencias: política de prisiones, caja única de pensiones, policías autonómicos, salida de las fuerzas de seguridad, etcétera. Es que el resto -excluyo al hombre de Teruel, al diputado Quevedo o al gallego del Bloque- se encoge de hombros y la igualdad entre españoles, al tiempo que la solidaridad, va desapareciendo de una nación que todavía se llama España; ejercen el vampirismo de manera insaciable y asquerosa.

             Bastaría que diez o quince diputados extraídos de Andalucía hicieran “apostasía” de sus jefes, presidentes, secretarios, vicesecretarios para que en España volvieran la cordura, la dignidad y la justicia, trípode esencial para abolir la esclavitud.

             Por favor, no se le ocurra mañana a ningún político andaluz decir que nuestra tierra, Andalucía, es libre, pues somos esclavos para vergüenza de nuestras bancadas de diputados -que no son nuestras- son de Pablo, Pedro, Pablo, Santiago, etc.

            

     

     

    Comentarios
      No hay comentarios
    Añadir comentario
    - campo obligatorio (*)

    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.