• OMIC Alhaurín de la Torre
  • Publicidad

    El Copo. Ley de Eutanasia


             Sé que es un escabroso tema éste que traigo hoy a la red de este copo, pero quién dijo miedo a la hora de pensar, escribir y exponer públicamente lo discernido por la razón; pero claro, si a la razón se le suma la fe, como algo superior al hecho de pensar, todo empieza a complicarse en demasía.

    Si extraña que la primera proposición de ley llevada al Congreso de los Diputados haya sido la Ley de Eutanasia, al menos a un servidor de ustedes le ha parecido algo precipitada tal decisión sin que derechas e izquierdas hayan tenido un previo encuentro de impresiones al respecto; y afirmo que es precipitada porque a diestra y siniestra se han dicho barbaridades de peso.

    Soy un raro ser que intenta creer en los dichos y hechos de Jesús, el Gran Judío, y no tanto -por no decir nada- en los que se apoderan de él para montar tinglados religiosos que pocos tienen que ver con su predicación. A pesar de ello, y sin problema alguno, intento comprender a todos aquellos que anteponen normas y preceptos al difícil ejercicio de la libertad.

    Pues bien, la libertad llevada a su máxima grandeza es la que hace al humano adquirir grandiosas responsabilidades; entre ellas, la de decidir ante un futuro repleto de dolores imposibles de aliviar el poner fin a un martirio innecesario; eso sí, nadie debe tomar esa decisión en su nombre.

    Y en esa decisión entra también en juego la objeción de conciencia de un importante colectivo de médicos a la práctica de la eutanasia, ya que gran cantidad de ellos estiman, y con razón, que el sistema de cuidados paliativos en España es muy avanzado.

    Por favor, diputados y diputadas, no hagan de este tema durante su tramitación en el Congreso un “numerito” de buenos y malos, sino de personas responsables con el último tránsito de algunas vidas.

     

     

    Comentarios
      No hay comentarios
    Añadir comentario
    - campo obligatorio (*)

    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.