• OMIC Alhaurín de la Torre
  • Publicidad

    Un vistazo a las carreteras del futuro


    Actualmente, el concepto de ciudades sustentables está de moda. No es solo una tendencia superficial: el planeamiento urbano de megaciudades y los intentos de automatización son elementos nuevos, todavía presentes en la actualidad en la ingeniería mundial.

    Los autos sin conductores aún no transitan libremente a gran escala por las ciudades del mundo, pero en China, la multinacional Didi ya prueba coches autónomos con la perspectiva de operar taxis tripulados en un futuro cercano. En los EE.UU., también se prueba este tipo de tecnología en empresas como Google y afines.

    El futuro del diseño de carreteras se hace visible en ciertos megaproyectos y tecnologías. Abajo se detallarán algunos de los más impresionantes ejemplos de modernización viaria del mundo.

    Asfalto inteligente

    En 2018, el departamento de transportes del estado norteamericano de Colorado cerró un contrato con la empresa Integrated Roadways para instalar asfalto inteligente en un trecho de un kilómetro de una carretera local. 

    El asfalto inteligente es un sistema de tablas de asfalto integradas con tecnología digital y una malla de fibra óptica. El objetivo es detectar la posición, el peso y la velocidad de los coches para captar automáticamente si hubo un accidente o si el conductor paró el auto en el arcén, por ejemplo.

    Así, se atenderán mucho más rápido eventuales emergencias médicas y otras intervenciones importantes de tráfico. Se espera que con la instalación del sistema se registren 85 000 accidentes y 300 muertes menos en 20 años en todo el estado de Colorado.

    La India del futuro

    Cualquier proyecto visible que comprenda un país de más de 1 300 millones de habitantes no podría ser menos que ambicioso.

    El primero es el Corredor Industrial Delhi-Mumbai. El plan incluye 1 500 km de ferrocarriles que conectarían más de 20 ciudades en un gran complejo productivo en las próximas dos décadas. El presupuesto asignado para el proyecto es de 90 000 millones de dólares.

    El segundo es un megaproyecto destinado al sistema de carreteras de la India. La población de la India es similar a la de China, pero su densidad poblacional es del doble: cuatro de las cinco ciudades más pobladas en el mundo están en la India.

    Los variados proyectos que se llevarán a cabo en la India suman unos potenciales    18 500 km, pero uno de los principales obstáculos para su conclusión es la financiación. Los trechos de vías que se completaron aún no son transitados por demasiados coches, así que los peajes aún no pueden captar el dinero suficiente para atraer nuevas inversiones. Las carreteras son proyectos de alianza público-privada.

    Carretera autónoma

    ¿Qué te parece una carretera que tenga el poder de arreglarse automáticamente? Esta curiosa idea proviene de Holanda: científicos investigadores mezclarán el betún del asfalto y piezas de estropajo de acero.

    El proceso de reparación necesita una máquina inductora de electricidad que pase sobre la carretera. La inducción eléctrica activa el acero, y el acero caliente hace que el betún se derrita y arregle los pequeños agujeros del camino.

    Así, con el pasaje de la máquina inductora a cada 4 años duplicará la duración de la carretera.

    En Suecia, se utiliza la misma tecnología para cargar autos eléctricos detenidos en movimiento en el tráfico: el acero del asfalto conduce no solamente calor, sino también electricidad.

    En 2018, se instaló un trecho de rieles de 2 km en una carretera sueca. Los coches que se detienen sobre el riel pueden conectarse a la vía con un mecanismo metálico para cargar el vehículo.  

    Cimientos multiuso

    Una herramienta fundamental utilizada en la actualidad para estabilizar carreteras son las geoceldas: estas son estructuras tridimensionales de paneles plásticos de polímero, cuya aplicación sobre varios tipos de superficies genera la estabilización de suelos.

    Las celdas tienen un comportamiento elástico, entonces cuando son rellenadas con un material granulado previenen el movimiento del terreno y distribuyen las cargas sobre áreas más amplias.

    En general, se las puede aplicar para estabilizar suelos arenosos y húmedos y proveen casi 100 años de durabilidad sobre diferentes tipos de áreas. Sus principales ventajas son:

    Alta rigidez

    Gran estabilidad dimensional

    Comportamiento flexible

    Material duradero

    Alto rendimiento

    Menor posibilidad de contaminación del suelo

    Logística sencilla, rápida y de bajo costo

    <a ></a>Las geoceldas son empleadas en la construcción militar hace unos 40 años, y actualmente ya están siendo integradas en la construcción civil. Cada día se vuelven aún más duraderas, versátiles y estables con los avances tecnológicos.

     

     

     

    Comentarios
      No hay comentarios
    Añadir comentario
    - campo obligatorio (*)

    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.