• OMIC Alhaurín de la Torre
  • Publicidad

    El Copo. Adiós añoviejo


    Un año menos de existencia y un año más de vida para abrirse a “la plaza del asombro”, porque eso, asombrarse, y no otra cosa, es la vida.

    He comprado un puñado de bengalas de corta vida, pero de gran intensidad. Barata la compra, ilusionante el destello; con ellas crearé estrellas al calor de las palmas de mis manos para que nazca la Vida. Una vida capaz de ilusionarnos, vida que tenga alas, la tensión de un arco, la dimensión de la mar y del canto de los corazones libres que desean un poquito más de igualdad.

    Yo me quedaré con aquella que no necesita de estímulos para sonreír o callar, aquella creada para conjugar soledad con serenidad. Soledad significante de amor. Sin nadie más. Saboreando aquello que fue y ya lo es eternamente. Soledad en la recia construcción de un reino que no es de esta bazofia a la que llaman sociedad, pero que necesariamente tiene que ser de esta vida.

    Van a danzar las mil estrellas, y yo con ellas hasta que perezcan. Y beberé, danzaré y abrazaré a la fértil criatura de la ilusión.

    Y ya será otro año del mismo tiempo organizado en nuevas agendas. Y pasarán los días, las noches, los güisquis, los tiempos de la ilusión y volveré, o no, a encender otras bengalas.

    Adiós añoviejo.

    Te he ganado el pulso. ¡Viva la VIDA!

     

     

    Comentarios
      No hay comentarios
    Añadir comentario
    - campo obligatorio (*)

    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.