• OMIC Alhaurín de la Torre
  • Publicidad

    El Copo. La “perla”


             De todas las parábolas contenidas en el libro que parece narrar los dichos y hechos de Jesús de Nazaret hay una de gran contenido plural, quiero decir que es aplicable a otras vivencias más allá de la estrictamente religiosa. El cuento, o sea, la parábola en cuestión es la pequeña historia del mercader de perlas, el agente ocupado en la compra y venta de las mismas que, un día cualquiera, se encuentra con “la perla”, y contento y entusiasmado vende todas las que tenía para el trapicheo para adquirir la del hallazgo. El carpintero compara esa perla con el Reino, Reinado de Dios quizás sea más teológico.

             En el campo del amor este ejemplo es fácilmente comprendido por los que aman, una muy rara especie en riesgo de extinción. A veces los hombres y mujeres andan entretenidos en la búsqueda del otro/a. Van encontrando en su camino la diversidad cultivada: un collar de perlas iguales pera ella o él. Un día “porquesí”, no hay más explicación en estas cosas, se encuentran o reencuentran con el otra/otro que no forma parte del collarín y todo se hace fiesta.

             En otro orden de cosas -por ejemplo, la poesía- nos entregan poemas-fotocopiados de un mismo original con el tipo de letra ligeramente fotocopiado. Pasan de largo con una especie de silbo sin roce de hojas, de vida. En ese recorrido por la lectura poética, un día algo abre la puerta de la conmoción; es entonces cuando se produce el milagro de la poesía.

             En política es más difícil encontrar la perla, tal vez porque tiene poco de poesía y nada de amor; además están los otros mercaderes de la cosa política para hacernos ver que aquello que parece relucir como perla verdadera no es más que una bolita cultivada, una más del clónico collar de la bisutería ramplona de escaparate. Y aparecen los servidores durmientes de los poderes.

             Escudriñan en los titulares de lo mediático creyendo o haciéndonos creer que lo mediático y sus titulares son la verdad, el reino y la perla. Vano empeño, pandilla de hipócritas.

     

     

     

    Comentarios
      No hay comentarios
    Añadir comentario
    - campo obligatorio (*)

    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.