• OMIC Alhaurín de la Torre
  • Publicidad

    La buena noticia. La fundación Málaga C.F.


        Estos últimos ańos le sigo igualmente, pero más de lejos. Hace tiempo que he perdido la pasión por el equipo del que me enamoré en mi etapa como socio, allá por los tiempos en que Sebastián Humberto Viberti nos condujo a la primera división ganando aquel partido en San Mamés contra el Bilbao Atletic. En aquella  ocasión lo presencié y disfruté, en unión de varios amigos, después de cascarnos 40 horas de viaje (ida y vuelta) en un tren-botijo ad hoc.

        No están los tiempos actuales para tirar cohetes. Los directivos futboleros no suelen brillar por sus virtudes, salvo muy escasas y honrosas excepciones. Los del CD. Málaga y el ahora denominado Málaga CF, especialmente. Vamos de mal en peor en su gestión y estamos a punto de sufrir otro revolcón como el de hace algunos ańos.

       Todo esto no es óbice para que reconozcamos la excelente gestión de la Fundación Málaga CF. Tengo contacto con ellos desde hace varios ańos. Tuvieron la delicadeza de requerir la presencia de algún miembro de la AB El Biberódromo, que inmerecidamente presido, para invitar a nuestros voluntarios, socios y simpatizantes a un partido de fútbol, lo que vienen haciendo cada temporada.

       Como quiera que nuestros beneficiarios tienen un máximo de 24 meses de edad y no van a entender el partido, las 100 entradas que nos regalan las canjeamos por juguetes o peluches para nuestros nińos. Para dicho cambio contamos con colegiales de Los Olivos. Es decir, que con este “trato”, hacemos felices a los bebés, los alumnos del colegio y a los futbolistas del Málaga que tienen 100 enfervorecidos hinchas más.

       Los regentes de dicha Fundación recibieron el pasado jueves a un montón de asociaciones a las que entregaron un total de casi 4.000 entradas de mano de Basti –el carismático ex jugador del Málaga-, que aprovechó la ocasión para comentar la joya preciada de la fundación: su equipo de fútbol formado por chicos y chicas “diferentes”. Un equipo entrańable que estuvo presente a través de algunos de sus jugadores.

        Mi buena noticia de hoy me la proporciona esta fundación llena de valores. Los recogen claramente en su página wed: La Fundación MCF es el instrumento a través del cual la entidad blanquiazul hace efectiva su presencia en la sociedad malagueńa y desarrolla sus fines de carácter humano y cultural, fundamentalmente. Este organismo sirve como plataforma a la promoción de los valores deportivos, sociales e históricos gracias al desarrollo de actividades formativas, docentes y culturales que dan soporte a jóvenes deportistas.

         Estimo que, hoy por hoy, esta es la mejor cara del Málaga CF. Me he vuelto a reconciliar con el equipo. ˇÁnimo… y a primera otra vez!

     

     

     

    Comentarios
      No hay comentarios
    Ańadir comentario
    - campo obligatorio (*)

    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.