• OMIC Alhaurín de la Torre
  • Publicidad

    Proscripción educativa


    Carlos Cuesta en Ok diario manifiesta que “Pedro Sánchez prohibirá la educación diferenciada por sexos en la próxima legislatura”. Ignoro de donde obtiene tal información y supongo que afirmación tan rotunda procede de fuentes creíbles.

    Cuando era pequeño y enredaba aburrido y sin saber qué hacer, mi madre decía: “Cuando el diablo no tiene nada que hacer, con el rabo mata moscas”. Es posible que, el Sr. Sánchez, sin ideas para acrecentar nuestra riqueza y sí nuestra ruina, lance esta “promesa” con el propósito de  ganar electores y mantener disponible el cimbel de la educación.

    En cierta ocasión dije en estas páginas: “En la prohibición expresa de la educación diferenciada en los colegios sostenidos con fondos públicos revolotea sin cesar la intromisión en el derecho de los padres. Tal intromisión deriva de un criterio autoritario, dictatorial y sectario”.

    Pero por lo que dice la noticia, el Sr. Sánchez, va más allá. Pretende la prohibición de la educación diferenciada cualquiera que sea el centro que la imparta. Los padres que tengan hijos en edad escolar deberán ir atando cabos para las próximas elecciones y obrar en consecuencia.

    Los informes PISA sucesivos no dejan bien parado nuestro sistema educativo. Quizá por eso deberían ensayarse en España otras ofertas educativas de amplio espectro y no solo el restrictivo y monolítico de la enseñanza mixta en escuelas estatales. Por ejemplo: ofertar a los padres que así lo demanden, plazas de educación diferenciada en aquellos centros que deseen impartirla. Desde el Estado deberían promoverse estudios serios, sin sesgo ni apriorismos que permitan obtener conclusiones rigurosas.

    La libertad de enseñanza que consagra  la Constitución Española ampara el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos. El Estado y sus instrumentos administrativos deben facilitarlo, no conculcarlo.

    Imponer un tipo de educación desde el poder, además de cercenar libertades, da pábulo para que, en cada cambio de partido en el gobierno, desenrolle el ovillo educativo del anterior en un tejer y destejer paralizador.

    La educación es el motor del cambio. Su aherrojamiento lo estanca. Un gobierno controlador perseguirá sus fines espurios aunque lo disfrace de progresismo. Es la libertad la que conduce al desarrollo y al bienestar.     

    Notas:

    Proscripción: Acción y efecto de proscribir algo o a alguien.

    Proscribir: Prohibir algo, en especial un uso o una costumbre.

    Cimbel. Ave (real o figurada) que se emplea como señuelo para atraer a otras aves.

     

     

    Comentarios
      No hay comentarios
    Añadir comentario
    - campo obligatorio (*)

    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.