Publicidad

El alcalde del PP incumple una veintena de compromisos durante la legislatura y continúa vendiendo humo de cara a la siguiente


Villanova promete desde hace ocho años nuevo hogar del jubilado y el mantenimiento y cuidado de las barriadas en igualdad de condiciones que el centro del municipio, mimar la cultura y el turismo con un nuevo museo municipal, transparencia en las bolsas de empleo, el desdoblamiento de la Hiperronda y la remodelación de la Casa de la Juventud. Nada de esto se ha cumplido

También se quedan en el tintero el polideportivo de Pinos de Alhaurín, la mejora del entorno de Torrijos o cortijo de los condes de Mollina en Torrealquería, la apertura del Museo de la Educación y de la nueva biblioteca, además de la creación de una zona de esparcimiento en la desembocadura del Guadalhorce en Zapata, entre otros ejemplos de venta de humo electoral

A través de este comunicado de prensa, los y las socialistas advertimos de que la candidatura de Joaquín Villanova representa un proyecto caduco y un modelo de estancamiento para un municipio que quiere crecer, que con el PSOE en la Alcaldía se convertirá en la cabecera de comarca y nodo logístico que la ciudad se merece ser, con oportunidades reales para todas las familias, inversión en infraestructuras e igualdad de trato entre barriadas y centro urbano por parte del Ayuntamiento

A escasos 23 días de las elecciones municipales, el alcalde de Alhaurín de la Torre Joaquín Villanova no ha perdido el tiempo para anunciar proyectos que difícilmente verán la luz si corren la misma suerte que aquellos que se prometieron en la campaña electoral de 2015. En menos de dos semanas, Villanova ha puesto a trabajar a los diseñadores para plasmar en papel ilusionantes proyectos que quedarán en ilusiones, como la piscina de surf y un nuevo  centro social, según publica su formación política en las redes sociales.

Además, los vecinos y vecinas de la localidad estn a jjjjjjrabajador a los diseñaocalidad est ley electoral) en la pialque quedars, Villanova ha puesto a trabajador a los diseñaán a la espera de la apertura de la nueva biblioteca (el alcalde prometió que en marzo de este año estaría a pleno rendimiento); que Torrealquería contaría con un centro de interpretación de Torrijos en el cortijo de los condes de Mollina y que Zapata tendría una zona de esparcimiento en la desembocadura del Guadalhorce.

A esto habría que sumarle que Villanova promete desde hace ocho años un nuevo hogar del jubilado y el mantenimiento y cuidado de las barriadas en igualdad de condiciones que el centro del municipio; mimar la cultura y el turismo con un nuevo museo municipal; transparencia en las bolsas de empleo y la remodelación de la Casa de la Juventud. También se quedan en el tintero el polideportivo de Pinos de Alhaurín, el aparcamiento para los vecinos de Huerto de la Rosa, el desdoblamiento de la Hiperronda que no defendió durante los siete años de gobierno de Mariano Rajoy, la construcción de viviendas VPO y sociales para que los jóvenes no tengan que irse a comprar sus casas a Torremolinos, la garantía de becas para los estudiantes que no contaran con el apoyo económico del Ministerio de Educación; una sala de conciertos y de ensayo musical en la Avenida de las Américas y otros tantas promesas que se han lanzado como humo electoral durante las dos últimas legislaturas.

 

 

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.