Publicidad

“Estoy aquí de chiripa. Tuve dos amagos de infarto y he estado a punto de volverme loca. Eso es lo único que vais a sacar de las drogas”


Tras seis años ‘limpia’ y después de afrontar un riguroso tratamiento de desintoxicación la popular colaboradora televisiva y DJ Sofía Cristo relata ante un centenar de alumnos de El Pinar el infierno en el que se convirtió su vida por culpa de las adicciones y advierte a los jóvenes de los peligros de ‘coquetear’ con las sustancias nocivas, al tiempo que alertó de la invisibilidad de “este enemigo enmascarado” y de la alta tolerancia que sigue habiendo en la sociedad con algunas de las llamadas ‘drogas blandas’

Un peligroso enemigo invisible que está “más cerca de lo que pensamos y que continúa destrozando vidas, sueños y todo aquello que encuentra por delante”. Esta es la dura realidad de las drogas vista desde la perspectiva de una personas que ha vivido el infierno de pasar de una adicción a otra durante años de manera inconsciente hasta estar “a punto de perder la vida tras dos amagos de infarto, volverme prácticamente loca” y tener la oportunidad de reaccionar a tiempo para pedir ayuda, rehabilitarse y “poder contarlo, pues hay amigos que no han tenido tanto suerte y se han quedado por el camino”.

Tras afrontar un riguroso proceso de desintoxicación y llevar seis años “limpia”, como ella misma ha relatado ante un centenar de jóvenes de Bachillerato del Colegio El Pinar, Sofía Cristo desarrolla ahora un proyecto de apoyo a la prevención de la drogadicción que la está llevando a centros educativos de toda España para advertir a los adolescentes sobre los riesgos del consumo de sustancias prohibidas y las consecuencias que ello puede tener en sus experiencias vitales, “que dejarán de ser las mismas para siempre”.

Con un discurso duro, a la par que directo y contundente, la conocida ex colaboradora de espacios televisivos que ha rehecho su vida y que hoy asegura que puede disfrutar de nuevo de “la música, los amigos y de las pequeñas cosas cotidianas”, lamentó que, de nuevo, se haya bajado la guardia en los temas de prevención e insistió en que las drogas son un potente enemigo invisible que se encuentra más cerca de lo que pensamos: “Un piloto, un médico, un profesor, un ingeniero. Las adicciones llegar a todos los estratos sociales y nadie está a salvo. Son casos que cada día se ven en los centros de desintoxicación”, explicó Cristo, quien animó a los jóvenes a estar alerta ante estas situaciones, a aprender a decir “no, a reconocer nuestras debilidades” y a pedir ayuda a padres, familiares, docentes o “a quien creamos conveniente en el caso de que nos sintamos en riesgo”. 

“Aunque la primera vez pueda dar la impresión de que se trata de algo divertido o gracioso, consumir sustancias no es ninguna broma. Siempre acaba mal porque cuando se va todo el mundo y se acaban las risas te quedas solo y te asaltan sentimientos y emociones muy nefastos. De la experimentación, se pasa al uso, del uso al abuso y de ahí a la dependencia y os puedo asegurar que es un proceso muy doloroso que siempre pasa factura y se puede pagar muy caro. Ser adicto es una ruleta rusa y la palabra control no existe”, lamentó la colaboradora del Grupo Triora, una institución especializada en el tratamiento de adicciones que cuenta con una de sus sedes en Málaga.

Ante una interesada audiencia de estudiantes del último curso de Secundaria y de Bachillerato, que sin duda tomaron conciencia del enorme peligro de las drogas y que quedaron impresionados por este crudo relato, Sofía Cristo sacó a escena los casos de personajes célebres del mundo del espectáculo que, como Whitney Houston, Amy Winehouse o el popular DJ sueco Avicii, sufrieron los más demoledores efectos del abuso de sustancias, pagando el más alto precio posible por sus adicciones, su propia vida.

Finalmente, animó a los estudiantes a perseverar en conductas positivas que redunden en su bienestar, a disfrutar con personas de confianza de las cosas bellas que ofrece el día a día, perseguir aquello que les apasione y a estar alerta ante un potente enemigo que siempre está al alcance de la mano y al que tanto se sigue subestimando en la sociedad actual.

GRUPO TRIORA Y ACCIÓN PREVENTIVA

Sofía Cristo colabora con el Grupo Triora, especializado en el tratamiento de adicciones, en programas de prevención, concienciación y sensibilización social frente al problema de consumo de drogas y otras adicciones. La actividad ofrecida en el Colegio El Pinar se ha desarrollado con la colaboración de la clínica malagueña de tratamiento de adicciones Triora MonteAlminara, que cuenta con un centro de ingreso en la localidad de Moclinejo y un centro ambulatorio en la capital. Además, Grupo Triora dispone de un centro de tratamiento en Alicante y un centro ambulatorio en Madrid.  

Con un discurso duro, a la par que directo y contundente, la conocida ex colaboradora de espacios televisivos que ha rehecho su vida y que hoy asegura que puede disfrutar de nuevo de “la música, los amigos y de las pequeñas cosas cotidianas”, lamentó que, de nuevo, se haya bajado la guardia en los temas de prevención e insistió en que las drogas son un potente enemigo invisible que se encuentra más cerca de lo que pensamos: “Un piloto, un médico, un profesor, un ingeniero. Las adicciones llegar a todos los estratos sociales y nadie está a salvo. Son casos que cada día se ven en los centros de desintoxicación”, explicó Cristo, quien animó a los jóvenes a estar alerta ante estas situaciones, a aprender a decir “no, a reconocer nuestras debilidades” y a pedir ayuda a padres, familiares, docentes o “a quien creamos conveniente en el caso de que nos sintamos en riesgo”. 

“Aunque la primera vez pueda dar la impresión de que se trata de algo divertido o gracioso, consumir sustancias no es ninguna broma. Siempre acaba mal porque cuando se va todo el mundo y se acaban las risas te quedas solo y te asaltan sentimientos y emociones muy nefastos. De la experimentación, se pasa al uso, del uso al abuso y de ahí a la dependencia y os puedo asegurar que es un proceso muy doloroso que siempre pasa factura y se puede pagar muy caro. Ser adicto es una ruleta rusa y la palabra control no existe”, lamentó la colaboradora del Grupo Triora, una institución especializada en el tratamiento de adicciones que cuenta con una de sus sedes en Málaga.

Ante una interesada audiencia de estudiantes del último curso de Secundaria y de Bachillerato, que sin duda tomaron conciencia del enorme peligro de las drogas y que quedaron impresionados por este crudo relato, Sofía Cristo sacó a escena los casos de personajes célebres del mundo del espectáculo que, como Whitney Houston, Amy Winehouse o el popular DJ sueco Avicii, sufrieron los más demoledores efectos del abuso de sustancias, pagando el más alto precio posible por sus adicciones, su propia vida.

Finalmente, animó a los estudiantes a perseverar en conductas positivas que redunden en su bienestar, a disfrutar con personas de confianza de las cosas bellas que ofrece el día a día, perseguir aquello que les apasione y a estar alerta ante un potente enemigo que siempre está al alcance de la mano y al que tanto se sigue subestimando en la sociedad actual.

GRUPO TRIORA Y ACCIÓN PREVENTIVA

Sofía Cristo colabora con el Grupo Triora, especializado en el tratamiento de adicciones, en programas de prevención, concienciación y sensibilización social frente al problema de consumo de drogas y otras adicciones. La actividad ofrecida en el Colegio El Pinar se ha desarrollado con la colaboración de la clínica malagueña de tratamiento de adicciones Triora MonteAlminara, que cuenta con un centro de ingreso en la localidad de Moclinejo y un centro ambulatorio en la capital. Además, Grupo Triora dispone de un centro de tratamiento en Alicante y un centro ambulatorio en Madrid.  

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.