Publicidad

Ana Julia Quezada no puede huir del jurado popular


Los abogados de Ana Julia Quezada intentaron evitar que la investigada termine siendo juzgada por un tribunal del jurado popular. Para intentar lograr ese objetivo, alegaron que “la extraordinaria y desmedida repercusión mediática de los hechos, privaría a cualquier ciudadano llamado a ser jurado de la imparcialidad y serenidad de ánimo requeridas por la Constitución para la dedicada labor de juzgar”, ya que, con un jurado popular “se vulneraría el derecho a un proceso con todas las garantías y a la tutela judicial efectiva, por constituir el derecho a un juez imparcial una de sus fundamentales premisas”. La Audiencia Provincial de Almería rechazó la petición, pues “no está justificado cuestionar la integridad e imparcialidad” del jurado popular por la “repercusión mediática” del caso, siendo cierto que la normativa permite la recusación de los miembros del jurado.

Ciertamente, la Ley Orgánica 5/1995, de 22 de mayo, del Tribunal del Jurado, indica que el Tribunal del Jurado será competente para el conocimiento y fallo de las causas por delitos de homicidio de los artículos 138 a 140 del Código Penal. Por ese motivo, corresponde a un jurado el enjuiciamiento de Ana Julia Quezada, sin que se regule una causa de alteración del procedimientos penal cuyas reglas son aplicables por simples razones de “repercusión mediática”, que nunca debe tener incidencia en los procesos.

El problema que tiene Ana Julia Quezada es que se difundió ampliamente todo lo relativo al asesinato del niño Gabriel, cuya autoría ella misma se atribuyó tras ser detectada eficazmente por los investigadores. Sin embargo, las reglas procesales deben aplicarse sabiendo que, en el caso en el que haya una sentencia condenatoria en su contra que se haya dictado con vulneración de sus derechos fundamentales, podrá recurrir la resolución.

Una buena opción para evitar la gran repercusión mediática consistía en haber confesado los hechos nada más producirse la muerte de Gabriel, que según Ana Julia, fue un accidente, aunque su versión carece de consistencia teniendo presente la actitud de la acusada tras la desaparición del niño.

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.