Publicidad

La sanción por las piscinas va a ser recurrida y las obras de adaptación siguen en marcha


Ante las noticias difundidas por diversos medios de comunicación y portales digitales acerca de las propuestas de sanción al Ayuntamiento por anomalías en las piscinas municipales, y ante las torticeras interpretaciones que algunos partidos políticos están formulando en redes sociales, este Equipo de Gobierno quiere aclarar lo siguiente.

1.- Las sanciones, al no ser firmes, van a ser recurridas por el Ayuntamiento y en ello trabaja la Asesoría Juridica, mientras que el Área de Deportes tiene emprendidas las obras de corrección de los elementos arquitectónicos y referentes a deficiencias similares que están denunciadas. La prueba fehaciente de que se está realizando el trabajo es tres de las cinco piscinas denunciadas, la más reciente, la de Torrealquería, están a pleno rendimiento -sin  que haya habido propuesta de clausura- y la de El Pinar abrirá esta misma semana, en fecha que anunciaremos pronto.

2.- A estas obras de subsanación de errores, que comenzaron en cuanto administrativamente fue posible, ha habido que añadir otro grupo de mejoras para reparar los daños causados por multitud de actos vandálicos, esta vez en El Lagar y en El Pinar, lo que presupuestariamente causó ciertos retrasos para añadir los sobrecostes.

3,. El Ayuntamiento va a hacer su trabajo, que es recurrir las sanciones y arreglar las deficiencias (nunca sanitarias, insistimos) y la Junta, tal como marca el protocolo de Sanidad, ha elevado una resolución de sanción recurrible aún no efectiva, firmada el 2 de julio y con registro de entrada en el Ayuntamiento con fecha 19 de julio. En cualquier caso, hemos empezado a adaptarnos a la nueva normativa de piscinas en cuanto hemos podido, por lo que no es admisible acusar a este Equipo de Gobierno de incumplidor.

4.- Todo parte de la temporada de baño de 2017, cuando la Junta de Andalucía inspeccionó el estado de las piscinas, emitió su informe y detectó que no cumplian algunos aspectos de la normativa, pues el nuevo Decreto había cambiado y las exigencias legales fueron muy estrictas en cuanto a cuestiones de accesos, rampas, escaleras, medidas, obligatoriedad de exponer las analiticas en público, falta de jaboneras o papel de mano e incluso botiquín incompleto... En ningún momento hubo problemas con la calidad de agua ni hay informe alguno sobre la falta de salubridad e higiene. El protocolo de actuación marca que deban enviar un expediente con las propuestas de sanción, que van a ser recurridas en los términos anteriormente citados, mientras el Área de Deportes introdujo una partida económica para los Presupuestos de 2018, a fin de acometer las obras a lo largo de este ejercicio.

5.- Insistimos en que hay abiertas tres de las cinco piscinas, que ya cumplen al 100% con el Decreto, al tratarse de deficiencias leves. En caso contrario, habrían sido clausuradas en algún momento.

6.- Los actos vandálicos han terminado de complicar este proceso en El Pinar y en El Lagar, a modo de retrasos pero, a pesar de las críticas de los partidos de la Oposición y de parte de la ciudadanía, se ha trabajado dentro de la normalidad y pese a los problemas, solo ha significado que, en el peor de los casos, únicamente una de las cinco piscinas no podrá abrir. Y todo ello, en un municipio que tiene más recintos de baño públicos que muchas ciudades de mayor tamaño y censo y que cuenta con numerosos vistantes incluso de fuera de la localidad, quienes muestran su admiración por tanta oferta de piscinas municipales.

7.- Contrariamente a lo publicado, ningún partido de la Oposición preguntó en el último Pleno por los expedientes sancionadores, sino únicamente por los retrasos, y el propio concejal de Deportes, Prudencio Ruiz, dio personalmente los detalles que han quedado detallados en este comunicado al respecto de esa demora.

8.- Alhaurín de la Torre tiene una gran experiencia y trayectoria en la gestión de las piscinas municipales -también disponemos de un complejo acuático cubierto y un centro de hidroterapia-, por lo que queda claro que ha sido la dureza del nuevo marco normativo y, a veces, la subjetiva interpretación de ciertos detalles por parte de los inspectores, la que ha derivado en que este año sí hayamos tenido ciertos problemas que nunca antes sufrimos. Y es importante señalar que ninguna de las propuestas de sanción implica clausura de las instalaciones, sino solo sanciones administrativas leves, eso sí, en proceso de recurso y en pleno proceso de subsanación.

9.- El coste de las obras que se vienen llevando a cabo para arreglar las deficiencias descritas es de 48.000 euros, presupuestados en las cuentas anuales de 2018 bajo ese epígrafe, a lo que hay que sumar un sobrecoste de 7.600 euros por actos vandálicos, lo cual administrativamente también retrasó el comienzo de las obras.

10.- En ninguno de los cinco informes-actas de inspección aparece referencia alguna a problemas de salubridad en las aguas o en el proceso depuración, algo que la Oposición, de forma torticera, no deja lo bastante claro, al hablar de “problemas sanitarios”, cuando en realidad son cuestiones administrativas y totalmente menores, a saber: “falta información al público de material divulgativo” -es decir: colgar en el tablón de anuncios los análisis de las aguas- o “carece de protocolo de autocontrol” -es decir: reunir todas las analíticas en un libro. El resto de las cuestiones son de tipo constructivo, aunque sí es cierto que la piscina de El Lagar, que es mucho más antigua que las demás, contaba con mayores anomalías, sobre todo, en el estado de los aseos y vestuarios y del interior del vaso. Si la falta de jabón en la jabonera la entiende la Oposición como un grave problema sanitario -así se desprende de sus alarmantes publicaciones en Facebook-, nos encontramos ante un auténtico insulto a la inteligencia.

 

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.