Publicidad

Solicitud de medidores fijos de polvo cancerígeno


El pasado miércoles 9 de mayo se reunió del Consejo Sectorial Juvenil, Deportivo y Medioambiental en el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre

Uno de los puntos que se debatía era la propuesta de la PDSS de solicitar la instalación de medidores fijos de polvo en el municipio por parte del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre para conocer los niveles de exposición a partículas cancerígenas PM10 a que los habitantes de Alhaurín estamos sometidos.

No se llegó a votar la propuesta lamentablemente pues el Excelentísimo Sr. Alcalde se negó aduciendo que no era competencia municipal sino autonómica. Una pena pues hubiera sido interesante saber quién se posicionaba en contra y quién a favor de saber el nivel de contaminación por partículas en suspensión al que estamos sometidos.

Este aspecto de las competencias autonómicas, aun siendo cierto, no resta importancia al hecho de que un Ayuntamiento, ante la inacción histórica por parte de la administración “competente” (Junta de Andalucía), y en defensa de los intereses de sus ciudadanos, podría decidir tomar cartas en el asunto, instalar los medidores y poner los resultados sobre la mesa de la Junta obligándola, en su caso, a actuar al respecto. Simplemente esto es lo que la PDSS pide.

Sin embargo, el Alcalde hace lo de siempre: echa balones fuera y da la vuelta al argumento (hay que reconocer que en esas maniobras el Sr. Villanova es un maestro) haciendo una propuesta alternativa consistente en solicitar que Alhaurín de la Torre sea incluida en una Red de Municipios que están siendo estudiados por problemas medioambientales (se puso el ejemplo de la zona de La Araña con la cementera). Esta propuesta (que sí se votó y aprobó por unanimidad) es ciertamente interesante y la PDSS exigirá que se lleve a cabo. No obstante creemos que el Ayuntamiento podría haber tomado la iniciativa de una vez por todas y no demorar el tema nuevamente ya que llevamos décadas solicitando la instalación de medidores fijos para saber cuánto polvo cancerígeno respiramos.

Estos comités de participación ciudadana se supone que deberían permitir a la ciudadanía participar en la gestión municipal, sin embargo, en cuanto ha surgido un tema mínimamente controvertido, ha sido cortado de raíz (impidiéndose incluso que se vote) dejando en evidencia la utilidad práctica de los mismos. Es evidente que no hay interés por tener esta información sobre salud pública pero que tan importantes implicaciones puede tener en el espinoso asunto de las canteras y de las ilegalidades cotidianas que alrededor de ellas llevamos viendo décadas.

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.