Publicidad

Alhaurín de la Torre inaugura un monolito de homenaje a la Guardia Civil en la plaza de España


El Jueves Santo alhaurino ha vivido hoy otra jornada inolvidable, casi dos décadas después de su anterior hito histórico, el cincuentenario de la imagen de Nuestro Padre Jesús. A primera hora de la tarde, ha tenido lugar la multitudinaria inauguración del monolito de homenaje a la Guardia Civil en la emblemática plaza de España. El acto, sencillo y emotivo, ha contado con la presencia del director general del instituto armado, José Manuel Holgado Merino, acompañado de numerosos mandos del cuerpo y agentes de la benemérita, junto con el alcalde, Joaquín Villanova; concejales y concejalas de la Corporación Municipal; el hermano mayor de la Real Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno del Paso y María Santísima de los Dolores, José Antonio Bernal, y su junta de gobierno y numerosos invitados, además de cientos de vecinos y curiosos y representantes de distintos colectivos y resto de cofradías.

Sobre las cinco de la tarde y con carácter previo al habitual pasacalles de las bandas que formaban parte del cortejo procesional del Jueves Santo, se ha llevado a cabo el descubrimiento de la placa conmemorativa  y la presentación pública del monumento, de tipo obelisco, con más de cuatro metros de altura y construido estas semanas atrás por parte del Área de Servicios Operativos del Ayuntamiento, que dirige Abel Perea.

El monolito, revestido con planchas de mármol blanco, un escudo del cuerpo y una placa con una inscripción dedicada a esta institución armada, representa el homenaje del pueblo de Alhaurín en general y de la cofradía en particular a la Guardia Civil, como gratitud al “impagable trabajo” desarrollado a lo largo de tantos años en beneficio de la seguridad y el bienestar de la ciudadanía de Alhaurín de la Torre, ha indicado el alcalde en su alocución. Por parte de la hermandad, se ha certificado el fuerte vínculo que une a ambas instituciones, ya que se ha nombrado al director general de la Benemérita como Hermano Mayor Honorario de los Moraos, un título que fue otorgado en los años 40 del pasado siglo al Puesto Principal de la Guardia Civil en la localidad.

El acto ha arrancado con el izado de la bandera de España, primero portada por dos agentes de la Policía Local, que a continuación la han entregado a dos guardias civiles del Puesto de Alhaurín de la Torre, para izarla a los acordes del himno nacional, que han interpretado conjuntamente la Banda Municipal de Música y la Banda de Cornetas y Tambores Nuestro Padre Jesús. Justo después se ha dado lectura al Decreto Municipal de aprobación de la instalación del Monolito en Homenaje a la Guardia Civil. En ese momento, Holgado y Villanova han descubierto la placa conmemorativa, para procederse luego a los discursos del alcalde y del hermano mayor de la Hermandad.

Posteriormente ha tenido lugar el nombramiento de Holgado como Hermano Mayor Horario de los Moraos, por lo que Bernal ha impuesto a Holgado la correspondiente medalla de oro. Tras las palabras de gratitud del director general -se ha confesado abrumado por este recibimiento y atenciones-, ha tenido lugar el emocionante homenaje a los caídos, que ha incluido la interpretación de las piezas “La muerte no es el final” y “Toque de oración”, además del himno de la Guardia Civil. Entre la comitiva, además de los mandos de distinto rango, también han estado presentes integrantes del Colegio de Guardias Jóvenes y del escuadrón, que formarán parte de la procesión de este Jueves Santo, además de agentes del Puesto Principal.

Durante su alocución, el alcalde ha hecho una emotiva referencia al cabo primero Diego Díaz, fallecido en acto de servicio hace unos días en el arroyo Galapagar de Guillena, donde estaba destinado. Villanova ha encarnado en él “la dedicación, el heroísmo, el valor y el abnegado servicio público que presta la Guardia Civil a toda la ciudadanía” en sus casi 175 años de existencia -fecha que llegará el 13 de mayo de 2019-.

Tanto Villanova como Holgado y el propio Bernal han hecho hincapié en la íntima vinculación del pueblo de Alhaurín de la Torre con el instituto armado y el cariño que se profesan desde siempre, máxime cuando la Guardia Civil ha desfiado durante varias décadas cada Jueves Santo alhaurino, en su condición de Hermano Mayor Honorario.

Niguna de las autoridades ha escatimado halagos al cuerpo durante sus discursos: fuerza, valor, diálogo, respeto, cercanía, lealtad, tenacidad y paciencia, han sido algunas de las palabras más pronunciadas, en un acto que pasará a la historia de Alhaurín de la Torre y de su Semana Santa, concretamente, el día gran de la Real Hermandad de los Moraos.

ACTOS DEL MEDIODÍA

Por otro lado, el director general de la Guardia Civil ha visitado este mediodía Alhaurín de la Torre y ha realizado una visita oficial por diversos puntos e instituciones, con carácter previo al acto central de la tarde.

Sobre la una y media, la amplia comitiva del instituto armado, de diversos rangos y niveles, y sus múltples invitados han sido recibidos por el alcalde, Joaquín Villanova, y por su Equipo de Gobierno al completo, junto con representantes de la Real Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno del Paso y María Santísima de los Dolores, corporación que forma parte de ese tributo institucional y cofrade al cuerpo armado, por sus importantes e históricos vínculos históricos con la ciudad.

En el despacho de la Alcaldía, el máximo titular de la Guardia Civil ha firmado en el libro de honor del Ayuntamiento y, acto seguido, el grupo se ha desplazado hasta la iglesia parroquial de San Sebastián, donde han visitado los tronos de los sagrados titulares del Jueves Santo. Tras una breve parada en el Puesto Principal de la Guardia Civil para saludar a los agentes, la comitiva ha llegado a la Casa Hermandad de los Moraos, donde Holgado también ha estampado su rúbrica en el correspondiente libro honorífico.

La comitiva de mandos de la Guardia Civil ha estado compuesta por: Laurentino Ceña Coro, teniente general Mando de Operaciones; Antonio Tocón Díez, general de División jefe del Gabinete Técnico; José Luis Arranz Villafruela, general de División Jefe del Estado Mayor; Manuel Contreras Santiago, general de Brigada Jefe de la Zona de Andalucía; Jesús Esteban Gutiérrez, coronel jefe de la Comandancia de Málaga; Rafael Morales Morales, coronel director del Colegio de  Guardias Jóvenes, así como los responsables y agentes del Puesto Principal y de la Comandancia de Coín, entre otros muchos asistentes.

Se trata de la segunda visita de un director general de la Guardia Civil a Alhaurín de la Torre. Precisamente, este año se cumplen dos décadas exactas desde la anterior recepción, cuando el entonces titular del cargo, Santiago López Valdivielso, inauguró en 1998 el actual Puesto Principal de la plaza de la Concepción. A nivel cofrade, éste es el segundo evento en importancia de los últimos tiempos, ya que en 1999 se llevaron a cabo actos extraordinarios con motivo del cincuentenario de la primera salida procesional de la talla de Nuestro Padre Jesús, obra del célebre imaginero malagueño Pedro Pérez Hidalgo.

 

AMPLIO REPORTAJE FOTOGRÁFICO AQUÍ

 

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.