Publicidad

Estación de Penitencia del Victoria Kent en el templo coíno (6-3)


Horas antes de las salidas de la  Pollinica  y   Lágrimas   y   Favores, entre otras, el Victoria Kent se desplazaba a Coín sin saber aún que iba a sufrir una dura tarde-noche de penitencia. Desde la roja a Bolilla, los cuatro palos, la actuación milagrosa de Román y el gol mal anulado a Pablo Lloret que hubiese supuesto el 4-3, hasta el doble penalti fallado para empatar el partido a falta de un minuto. 

La Diosa Fortuna decidió abandonar al Kent. Unos minutos después de la Salutación entre jugadores, Bolilla fue expulsado tras tocar el balón con la mano fuera del área. Solo había intervenido una vez hasta el momento y ya tenía que marcharse a la Soledad del vestuario. El Dulce Nombre de Bolilla no iba a sonar más. Sí el de Plácido, que entró en su lugar. También el del exalhaurino Óscar, que aprovechó la superioridad numérica para adelantar a su equipo. Y cuando los visitantes trataban aún de volver al partido otra vez, y después de alguna que otra acción a la contra de los locales, en una de esas, Isaac puso el 2-0 en el marcador en el 10'. 

El inicio del partido no pudo ir peor para los amarillos. Algún incrédulo aficionado coíno quizá presagiaba una Humillación por parte de los suyos sin saber del todo quién estaba en frente. El Kent era Cautivo de la Coineña, es decir, preso de los blancos. Pero un disparo de Chechu que dio en el larguero liberó, como El Rico, a ese prisionero Victoria Kent, en cuyo genoma están la fe y la Esperanza, y que pese a llevar la iniciativa, había sido duramente golpeado por los locales hasta el punto de hacer Sangre dos vecesA partir de ahí cambió el encuentro. 

Antes de la oportunidad de Chechu, Álex Sanz ya había avisado de forma tímida. Luego, Claudio, César y Sergio, que tuvo dos manos a manos frente a Román, pusieron en peligro la Salud de los aficionados que acudieron al Municipal de Coín, sobre todo de los más veteranos, cuya Expiración a causa de un ataque cardíaco puede ser más probable. Primero Manolo y después Jordi pidieron tiempo muerto para dar respiro a sus Legionarios. Con un disparo al palo de la Coineña terminó la primera mitad. La compasión y Misericordia del Kent en ataque había salido a la luz una vez más. Le sobró perdón y Amor hacia un rival que, precisamente, perdonó poco. La Paloma de la paz se pintó de amarillo.

Tras el descanso, lo primero que llegó, en el minuto 24, fue el tercero de los locales, obra de Dani Barrueso. El Victoria Kent veía el partido como un camionero cuando, a lo lejos, ve venir una cuesta que ya sabe que no podrá superar a más de 60 km/h. Algunos empezaron a construir en sus mentes el Sepulcro para los amarillos. Pero estos, Servitas de la entrega, el orgullo, el coraje y la Pasión, deseosos de evitar el Descendimiento a Tercera División, sin tiempo para lamentos y Penas, lucharon hasta el final. Con el Prendimiento de la 2ªB entre ceja y ceja.

Fusionadas todas las almas alhaurinas que se desplazaron hasta Coín, dieron fuerza a los jugadores, pese al delicado momento, para rozar la remontada. César, en una jugada de estrategia, hizo el 3-1 para el Resucitado Victoria Kent. Faltaban más de 10 minutos. Otra vez César Guessous y después Da Silva buscaron el segundo. Tanto como la Coineña, que de nuevo se encontró con el poste. Y, prácticamente en la siguiente jugada, tras un saque de banda, llegó el cuarto local (Atienza). Se acercaba la hora de la Cena a la misma vez que los tres puntos para los coínos.

Pablo y Germán se toparon con el palo. El segundo estaba muy cerca. Y los locales empezaron a acumular faltas. Hasta llegar a la sexta. Y Pepillo Casasola vino al Rescate para hacer el 4-2 desde el doble penalti. Quedaban cinco minutos para el final. César rozó el tercero. Y el que sí que marcó fue Pablo, pero los colegiados decidieron que no valía. Los árbitros fueron para el Victoria Kent como la lluvia para el cofrade. Un (MonteCalvario hacia el triunfo.

Pero el cuadro alhaurino, con Humildad y Paciencia, perseveró. Aún faltaban tres minutos cuando llegó otro doble penalti. Y Pepillo, de nuevo, no falló. Plácido salvó a los amarillos en la siguiente jugada. Pablo Lloret pudo empatar, pero Román, acertado durante todo el encuentro, evitó el 4-4. Otra vez (cuarto palo de los visitantes) ganó protagonismo el larguero, ahora a tiro de Casasola, que a falta de un minuto tenía una nueva ocasión desde los diez metros. Una Nueva Esperanza que quedó en nada porque volvió a aparecer Román. Sobre todo tras la Sentencia de la Coineña, que sin Piedad finiquitó el choque tras los tantos de Atienza y Coco para firmar la Crucifixión del Kent en el partido.

El Victoria Kent lo intentó hasta el último segundo. Pero no fue suficiente. Alhaurín de la Torre volverá a vivir una nueva final en la próxima jornada. Será contra Gádor, el colista, el 7 de abril. Ya sin resaca de Semana Santa. Varios días después de las procesiones de SalesianosDolores de San JuanZamarrillaViñerosSanta CruzRocíoEstudiantesHumildadDolores del PuenteGitanosHuertoMediadora y Vera-Cruz, además de las mencionadas anteriormente. Lo reconocemos. Tenemos fe. Mucha fe en la salvación. Mucha fe en este equipo, ¿y tú?

Ficha técnica

Coineña

    <li>Titulares: Román, Dani, Óscar, José y Atienza.</li><li>Suplentes: Fali, Álex, Coco, Isaac, Álvaro y Ale.</li>

Victoria Kent

    <li>Titulares: Bolilla, Claudio, Pablo, Sergio y César.</li><li>Suplentes: Plácido, Chechu, Pepillo, Germán, Mario, Álex y Ramón.</li>

Colegiados: Cejudo Calahorro y De Dios Pulido (Jaén). Expulsaron a Bolilla.

Goles: Óscar (1-0), Isaac (2-0), Dani (3-0), César (3-1), Atienza (4-1), Pepillo (4-2), Pepillo (4-3), Coco (5-3) y Atienza (6-3).

Incidencias: Polideportivo Municipal de Coín, con una buenísima entrada

 

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.