Publicidad

La leyenda de la fuente de Cella


    Acaba de pasar el día de San Valentín, conocido como el día de los enamorados, las historias de amor están presentes en el imaginario popular, Romeo y Julieta es el clásico, pero en nuestro país han existido otras como los amantes de Teruel o una más cercana la de la Peña de los Enamorados de Antequera. 

   Hay más, hoy voy a hablar de la que se cuenta sobre la fuente de Cella, es un pueblo que pertenece a la provincia de Teruel,  este pueblo tiene una gran fuente, procede de un acuífero subterráneo de los más grandes de Europa, la leyenda versa sobre el origen de esta fuente. Esta como las otras citadas no se sabe si los hechos que se relatan sucedieron así.

   Cella celebra todos los años una fiesta medieval donde se representa esta leyenda, los hechos hacen mención a Zaida que era hija del Alcalde de la Alcazaba, este territorio estaba aún bajo el dominio de la marca musulmana de Albarracín.

   Zaida era una joven muy bella y parece que el hijo del Rey Moro Melik se enamoró perdidamente de la bella Zaira, aunque esta ya estaba enamorada de Hernando de Abuan, que era un caballero de las huestes del Cid Campeador,  formaba parte de unas mesnadas para conquistar Valencia situadas en este zona, por ello estaba allí el citado caballero.

   El padre de Zaida, al conocer que su hija tenía dos pretendientes, y que ella estaba enamorada de Hernando, para no contrariar al poderoso Rey de Albarracín propuso un reto a ambos pretendientes.

    Este pueblo necesitaba agua para sus riegos y afirmó que concedería la mano de su hija al que fuera capaz de traer agua para regar los campos.

    El pretendiente musulmán se propuso traer agua mediante un acueducto procedente de un rio que pasaba próximo al pueblo.

     Hernando se propuso encontrar agua construyendo pozos, se pusieron manos a la obra y Hernando encontró un manantial de agua subterránea que hizo aflorar y que dio origen a la fuente, este suceso llenó de alegría a Zaida pues le permitiría casarse con la persona que amaba.

     Esta se acercó al pozo recién acabado y cogiendo agua del mismo hizo un cuenco con sus manos y empezó a dársela a Hernando, Melik que debía estar cerca presenció este hecho y loco de celos acometió a Hernando,  se produjo una pelea entre ambos y de manera fortuita causó la muerte de Melik.  

    El padre de Melik quiso vengar la muerte de su hijo y contrató a un sicario que mató a Hernando cayendo muerto en el pozo que había construido

   Zaida no pudo superar tanta tragedia y murió poco después de pena. La leyenda afirma que cuando la luna llena se refleja sobre las aguas cristalinas de la fuente, que tiene origen en el pozo, la imagen de Zaida aparece sobre el agua dando de beber a su amado Hernando.

     Es una bella historia que nos habla de la fuerza del amor capaz de superar las más grandes barreras aunque en este caso, como en los otros, tuvo un triste final.

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.