Publicidad

El Copo. Limón


De manera, lo que son las cosas, al otro día de marcharse mi “niñadiós” después de pasar la “la noche más buena de todas las noches” con esta débil pareja de ancianos volvió a regresar desde el punto más sureño de Europa con las dos nietas -Carmen y Elena- a pasar otras treinta y seis horas con nosotros.

         Pero no vinieron ellas solamente, sino que con ellas llegó un extraño y pequeñín extranjero de otra galaxia que ha posado sus alas entre nosotros para hacernos compañía de la buena, y digo de la “chachi” porque existen otras de las que hay que huir.

         Es un pequeño canario al que, exceptuando darle de mamar, tengo que educarlo, convertirlo en tenor y hacerle cómplice de todos mis pecados que, por cierto, serían la felicidad o envidia, según se mire y mida, de multitud de humanos con sus defectos y virtudes.

         Ya ha sido bautizado con el nombre exquisito de Limón por su maravilloso colorido que, con microscopio incorporado, puede llegar a ser de un ligero verde sin llegar jamás al chillón colorido del verde bético que espera el próximo seis de enero para vencer a la blanca camiseta sevillista.

         Esta mañana he pasado con él un par de horas -tiempo que necesitaba Incondestai para sentirse repleta de felicidad con mi compañía- en la terraza al tempo que sonaba desde mi viejo móvil -diez años de existencia- los cantos de canarios insignes; o sea que le dedicado más horas que el rato en que construyo un poema para muchas de mis amadas ilusiones.

         Lo veo y me alegro, lo miro y me entristece porque me recuerda aquella vieja canción que decía en una de sus estrofas lo siguiente: “Soy como el pájaro en jaula/ preso y hundido en tu amor/ aunque la jaula sea de oro/ no deja de ser prisión

         En fin, que como decía el maestro Manuel Alcántara, los amigos se ven y se encuentran en las cárceles, hospitales y los recitales de poesía, así que hoy puedo afirmar que se ha posado junto a mí un nuevo amigo del que pienso disfrutar lo infinito.

 

 www.josegarciaperez.es

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.