Publicidad

El Copo. El bastonazo de Bruselas


A falta de otros menesteres, cerca de doscientos alcaldes de Cataluña, de la cuerda independentista y republicana, auténticos forofos del huido señor Puygdemont, se han acercado a Bruselas para rendir pleitesía y bastones de mando en plaza a su jefe superior inmediato, el expresidente de la Generalitat.

                Que conste, porque siempre existen malas lenguas, que el éxodo se lo han pagado de sus propios bolsillos, o sea sin mermar las arcas de sus respectivos municipios.

                Lo esperaban a su llegada dos grupos bien diferenciados; el primero de ellos formado por catalanes de buena estirpe y algún flamenco alrededor de una estelada y una bandera de Flandes y el segundo de los grupos compuesto por un nutrido y compacto número de catalanes y españoles portando senyeras y banderas de España.

                Esta tarde tienen previsto un acto, una especie de mitin, para seguir con la farsa de su despropósito histórico, mitin que deseaban realizar en una de las enormes salas del Europarlamento, pero este organismo, ha dicho que nanay, o sea, que con los bastones se vayan a otro lugar; es por ello que esta tarde lo realizarán en un salón privado donde el insigne Puydemont volverá a lanzar una nueva proclama sobre la “reinstauración del franquismo en España” en la que solicitará la puesta en libertad de los políticos presos en el territorio de la piel de toro, al tiempo que la pila de alcaldes aplaudirá la petición mediante bastonazos en suelo belga.

                En poesía solamente existe un paso de lo sublime al ridículo, pero en política, cosa que un servidor no sabía, un sencillo bastón es suficiente para pasar a la historia de los despropósitos.

                Nos encontramos ante la narración de uno de los episodios más ridículos de la historia contemporánea española, europea y mundial; pero amigos, lo bueno que tiene la libertad es que cada uno es libre de hacer lo que le dé la real, perdón, republicana gana.

 

www.josegarciaperez.es 

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.