Publicidad

La PDSS pide a Diputación se amplíen el tiempo y medición de partículas del aire en Alhaurín de la Torre


Ante la noticia publicada en la prensa sobre la intención de la Diputación Provincial de instalar “sensores para medir la calidad del aire” en Alhaurín de la Torre (entre otros lugares), leer aquí, la Plataforma en Defensa de la Salud y la Sierra (PDSS) se congratula de que la administración se decida por fin a iniciar, aunque tímidamente, una iniciativa en este sentido.

No obstante, y a la vista de los criterios que parece que se van a seguir, la Plataforma en Defensa de la Salud y la Sierra quiere hacer las siguientes consideraciones:

Los sensores van a medir “el monóxido de Carbono (CO), el dióxido de nitrógeno (NO2), el ozono (O3) y polvo o partículas potencialmente sedimentables (PM2.5 y PM10)”, es decir, sustancias relacionadas con la combustión de los motores de explosión (tráfico) y actividad industrial en general. Sin embargo, la ubicación escogida para la instalación de los sensores en Alhaurín parece que ha sido Jabalcuza, una zona de sierra alejada del casco urbano, por una parte, y de las canteras por otra. No es probable, por tanto, que los valores de contaminación que se obtengan allí sean preocupantes, lógicamente.

La PDSS lleva lustros exigiendo la instalación de medidores fijos de partículas en suspensión para conocer la cantidad de polvo cancerígeno (PM10 y PM2.5) emitido por las canteras. La exposición durante tiempos prolongados a concentraciones altas de PM10 y PM2.5 está relacionada con afecciones respiratorias graves, incluido el cáncer de pulmón. Estos medidores deben ubicarse en distintas zonas urbanas (donde vive la gente, no en la sierra) más o menos alejadas de las fuentes de emisión. Sólo así conoceremos verdaderamente la calidad del aire que respiramos todos los días.

Por otra parte la normativa establece que los medidores deben estar instalados al menos un año (no seis meses como parece que va a ser el caso) para que los datos sean estadísticamente significativos. Se da la circunstancia añadida de que en los meses de buen tiempo (cuando van a estar instalados) el régimen predominante en la costa es de levante por lo que la zona de Jabalcuza (donde se realizarán las mediciones) quedará fuera de la influencia de las canteras.

La PDSS solicita pues a la Diputación Provincial que, además de instalar sensores para verificar que en la sierra el aire está limpio (que ya lo sabemos) aproveche para medir, de una vez por todas, la contaminación de partículas PM2,5 y PM10 en el casco urbano durante un año, particularmente en la amplia zona que está dentro del radio irregular de 2 km de distancia de las canteras.

 

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.