Publicidad

El Copo. La confección de la candidatura (V)


         Si se tiene en cuenta que en torno a la mesa de debate se sentaban representantes de cuatro o cinco partidos y que no existía la más mínima estructura organizativa, quedaba totalmente claro que “la sartén por el mango” estaba en posesión de Francisco de la Torre al que, aunque miembro de la nueva social democracia andaluza de Francisco Fernández Ordóñez, su experiencia política en la Diputación le hacía acreedor de un mínimo de autoridad concedida por el resto de los asistentes.

         Tal como he dicho en diversas ocasiones, lo más importante en aquellos tiempos a la hora de cerrar una candidatura es que la próstata se encontrase en perfectas condiciones ya que en caso de anomalía alguna con tal órgano podía ocurrir que tras volver del excusado hubieras descendido dos o tres puestos en el listado, o hasta desaparecer del mismo; y digo en aquellos tiempos, más aún cuando UCD no era partido, pues actualmente todo se “cuece” desde los sanedrines provinciales, autonómicos o nacionales.

         Inició De la Torre la sesión presentando al respetable mi persona; poco puedo decir al respecto ya que no recuerdo lo que comentó sobre tan “ilustre” personaje, a lo más quiero creer que un servidor era un hombre dedicado a la enseñanza con lo que se venía a cubrir en la candidatura la presencia de tan importante sector de la sociedad.

         A continuación leyó la que él consideraba la mejor oferta que se podía presentar a la ciudadanía malagueña y que quedaba ordenada de la siguiente forma:

<u>CANDIDATURA AL CONGRESO</u>

1) Francisco de la Torre Prados

2) Ignacio Javier Huelín Vallejo

3) José García Pérez

4) Joaquín Tena Arregui

5) Federico Brikman Gil

6) Manuel López Ayala

7) Elena Blanco de Briones

8) Fernando Ruiz García

<u>CANDIDATURA AL SENADO</u>

José Ignacio Fernández Bergillos

Cayetano Utrera Ravassa

Francisco Villodres García

         Existieron algunas leves reticencias a que la tercera posición fuese atribuida a mi persona por ser un desconocido en la sociedad malacitana, pero tanto De la Torre como Francisco Villodres acallaron las suaves críticas argumentando que veían como positivo que alguien independiente a siglas de partidos ocupara un posible puesto de salida.

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.