Publicidad

El Copo. Sobre el pasado inmediato


Por motivos técnicos y personales voy atrasado respecto a las sacudidas que parecen interesar al público, aunque dada la maldita actualidad la matanza de Manchester debe  llamarse la palma de oro, digo yo.

         Nosotros, por nuestra particular idiosincrasia, podría ocurrir --vaya usted a saber- estar más interesados en nuestro propio ombligo político que en lo que algunos llaman locura y que, quieran o no, es asesinato puro en primera y segunda instancia.

         Y así estimamos que puede ser más vital la victoria de Pedro Sánchez o la derrota de Susana Díaz que las vidas de niños y adolescentes desparramadas tras los últimos sones de un concierto con sabor a muerte.

         Nos llega Pablo Iglesias y por “imperativo ético” registra en el Congreso de los Diputados una insignificante moción de censura contra el incombustible Mariano Rajoy y, de paso, reúne a unos miles de españoles en la Puerta del Sol, tras fletar autobuses a la antigua usanza, para asegurar que es la “gente” la que avala su temeraria, al tiempo que ridícula, acción parlamentaria.

         Pero como ha llegado Pedro Sánchez con una victoria avalada por unas decenas de miles de personas, el que desea “asaltar el cielo” le pasa los trastos de “matar” políticamente al señor No para que presente otra y él, Pablo, la apoyaría al tiempo que retiraría la suya.

         Son demasiadas las prisas del presunto “asaltador celestial” por palpar la moqueta del poder cuando Pedro, que se sepa, está descansando del alto trabajo realizado por ganar las peligrosas primarias; es por eso que don Mariano todavía no le ha llamado para felicitarle por su triunfo, desea que descanse; todo un señor.

 

www.josegarciaperez.es

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.