Publicidad

José María Barranco pregonó el Domingo de Ramos


(Juan Ignacio Castillo). En la Casa de la Juventud tuvo lugar el acto del XIV Pregón y Presentación del Cartel Anunciador del Domingo de Ramos de la Cofradía “Pollinica” de Alhaurín de la Torre.

El secretario de la Cofradía, José García Martín, que como es habitual hizo las veces de presentador del acto, dio la bienvenida a los presentes dando paso a la magnífica actuación de la Banda Municipal de Música de Alhaurín de la Torre dirigida por el maestro Alfonso Ortega Carrera que interpretó en primer lugar lo que ya es un himno para esta Cofradía, el “Pescador de Hombres” de Cesáreo Gabaráin, para continuar con “Encarnación Coronada”, de Abel Moreno, que al igual que el pasado año un nutrido grupo de portadoras de María Santísima de la Esperanza acompañó a la banda cantando la letra de la pieza, y “Rocío” de Manuel Ruiz Vídriet, para acabar con el público en pie para escuchar el himno de Alhaurín de la Torre del compositor alhaurino, Javier Flores.

Tras el concierto de la banda de música, y con el escenario ya dispuesto para el acto principal de la noche, se presentó el video promocional del Domingo de Ramos realizado por José Sedano y Andrés Trujillo con fotografías de Ángel Doctor y dedicado a la memoria del hermano fallecido, José María Serón que fue muy aplaudido por el público. Tras ello, Pepe García presentaba las novedades que este año la Cofradía ponía en liza de cara a su estación de penitencia y que consiste, principalmente, en la noticia de que este año la co-titular de la Cofradía, María Santísima de la Esperanza, saldrá en su trono propio llevado en exclusiva por mujeres y cuyo argumento se ponía de manifiesto en el acto presentando, junto a la Cruz Guía que presidía el escenario, los arbotantes que estrenará en su trono el próximo Domingo de Ramos.

Para ello, comentaba el presentador, la Cofradía ha adquirido un nuevo trono para Nuestro Padre Jesús de la Paz y el Amor, quedando el que se utiliza habitualmente para la Virgen y teniéndolo que haber adaptado para su nueva e importante función.

El nuevo trono del Cristo estaba simbólicamente presente con la presentación de su arco de campana.

Y, como consecuencia de lo anterior, la otra noticia importante de la noche: La salida procesional del Domingo de Ramos se realizará, por motivos logísticos, desde el Colegio San Sebastián, situado casi enfrente de la finca “El Portón”.

También se presentó el cuadro de cerámica con la imagen de Nuestra Señora que presidirá, junto con el ya existente del Cristo, la fachada de la Casa Hermandad y que es réplica de la obra del maestro Ruiz Juan que hiciera en 2013 para ser el estandarte de la Virgen.

Seguidamente comenzaría el acto central del evento: el Pregón.

Fue el turno de Augusto Pansard Anaya, pregonero del año anterior, que subió al escenario para, con la elegancia que le caracteriza, presentar al de este año, José María Barranco Zuñiga, del que hizo una presentación pormenorizada destacando, principalmente, su faceta cofrade así como su pasión por la Saeta.

El Pregón:

Como cada año, describir el pregón de “Pollinica”, resulta ser una experiencia enriquecedora que, por méritos propios, tiene que acabar en un sin fin de alabanzas por la maestría de quien sube al escenario para llevar de forma adelantada el Domingo de Ramos a todos los que allí se dieron cita para escuchar, mejor dicho, para disfrutar del buen hacer de José María Barranco.

Un cofrade de pies a cabeza que hizo estremecer, en el sentido de la palabra más emotivo, a un público que no pudo hacer otra cosa más que entregarse a un pregonero que habló desde el corazón recordando, entre otras muchas vivencias, especialmente a su padre, Pepe, quien le inició en el mundo cofrade precisamente en la cofradía de la “Pollinita”, como se le conoce en su pueblo natal, Cabra (Córdoba) de la que incluso fue hermano mayor.

De cómo sus padres le transmitieron una profunda formación cristiana y el amor por la Semana Santa y la Saeta, ese rezo en forma de cante que es para el pregonero un legado recibido que también a su vez ha sabido transmitir a su hijo.

Entrelazado en un pregón que resultaba ser una maravilla mejor a cada palabra del autor, tuvo lugar también la presentación del cartel anunciador del Domingo de Ramos obra de José Luis Soler Gálvez, que presentó la VI estación, “La Verónica”, del vía crucis que poco a poco la Cofradía está conformando haciendo, como ya sucediera el año anterior con el hermano de José Luis, Agustín Soler, que los miembros de la Academia Ruiz Juan presten sus pinceles y su arte para colaborar en el engrandecimiento del patrimonio de la Cofradía de la que es hermana mayor honoraria.

Y así fue sucediéndose el pregón, con un recital de cosas bonitas y bien dichas, acompañadas de una música que embriagaba aún más a un público que disfrutó además de la faceta de saetero del pregonero que estuvo acompañado en el cante por Carolina Garrido y que finalizó, como no podía ser de otra forma, con el respetable puesto en pie para aplaudir un pregón cargado de emociones, de elegancia, de poesía, de buen hacer y que pasará a la historia de la Cofradía como uno de los mejores pregones de Semana Santa que hayan podido darse en Alhaurín de la Torre.

Finalizado el mismo, fue el turno de los reconocimientos.

A los ya habituales para el pregonero y el autor del cartel, a los que le fueron entregados sendos cuadros conmemorativos del acto, se sumaron los de agradecimiento por la labor y dedicación prestada a la cofradía a lo largo del año y que este año han sido otorgados a la Fundación de “Las Canteras” de Alhaurín de la Torre, y que recogió el gerente de la misma, Luis Bravo Sanz, para Antonio Sánchez Montero y Antonio Fernández Aragón por su colaboración en los inicios de la Cofradía y a los que se les impuso el escudo de oro de la hermandad.

Además se reconoció muy especialmente con la entrega de un cuadro de los Sagrados Titulares de la Cofradía a la Asociación histórico cultural “Teodoro Reding” y a su grupo de recreación histórica “Reding 3” la labor que desempeñan cada Domingo de Ramos escoltando el trono del titular cristífero del que son además Mayordomos de Honor y de cuya colaboración se cumple ahora el X aniversario.Se les hizo entrega también de una medalla corporativa y de un donativo para la consecución de la estatua que quieren hacer del General Reding para la ciudad de Málaga.

También se le concedió el honor de dar los primeros toques de honor al trono del Cristo este Domingo de Ramos 2017 a Santiago Gutiérrez Rull, Fiscal de la Cofradía, y para el de la Virgen de la Esperanza a Rocío Ramos Flandes, Contadora, ambos recogieron el martillo conmemorativo visiblemente emocionados.

Y le fue entregada una medalla a Carolina Garrido, la extraorinaria “Saetera” que acompañó en el cante al pregonero y que tan bonito lo hicieron en el escenario.

Entonces tomó la palabra el Hermano Mayor, José Ramos Ocaña, para en un discurso breve y sencillo, agradecer principalmente el esfuerzo, la dedicación y el cariño de todos los hermanos y hermanas de la Cofradía y del pueblo de Alhaurín que hacen, según Ocaña, que la Cofradía siga creciendo poniendo con ello fin a un acto marcado por su elegancia, solemnidad y este año además por un toque de sentimiento en forma de Saeta que hicieron que el pregón “pollinico”, una vez más, sea inolvidable.

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.