Publicidad

El Ayuntamiento pone en valor el emplazamiento de Torrealquería donde fue apresado el general Torrijos


La llamada alquería del Conde de Mollina, el histórico emplazamiento donde tuvo lugar en el siglo XIX el famoso apresamiento del general liberal José María Torrijos y sus colaboradores, ha sido objeto de una serie de mejoras que ha ejecutado el Ayuntamiento con el objetivo de poner en valor este lugar, ubicado junto al núcleo de Torrealquería. El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, y representantes de la asociación Torrijos 1831 y de la asociación de vecinos de la barriada visitaron ayer por la tarde la zona, en un acto a modo de inauguración al que también asistieron varios concejales del equipo de gobierno.

A través del Área de Turismo se han instalado un total de tres tótems informativos, dentro de la primera fase del plan de señalización de lugares de interés del municipio. Uno de ellos se ha colocado en la entrada a la alquería y en él se narran los hechos acaecidos el 3 de diciembre de 1831, cuando Torrijos y sus compañeros, que habían partido de Gibraltar el 30 de noviembre con la esperanza de un pronunciamiento constitucionalista que acabara con el poder absolutista del rey Fernando VII, se refugiaron en esta finca, donde fueron cercados y atrapados por las tropas leales al monarca.

El segundo cartel se encuentra al pie de las ruinas de la torre musulmana, situada en el mismo recinto y que, al parecer, tenía un diseño idéntico al de la existente en su día en el casco urbano, que podría ser el origen del nombre de Alhaurín de la Torre. El tercero se ha instalado en lo alto de un cerro en las inmediaciones, donde se cree que se produjo la entrevista entre el general Torrijos y el gobernador de Málaga, Vicente González Moreno, quien según parece le acabaría convenciendo para su rendición.

Junto a los tótems informativos, el Ayuntamiento ha ejecutado trabajos de acondicionamiento en el entorno, incluyendo la adecuación de los senderos, la creación de una escalera y la instalación de unos 115 metros  de valla de madera para proteger los paseos y desniveles. Parte del vallado se ha utilizado para habilitar un mirador panorámico, desde el que se puede disfrutar de unas extraordinarias vistas de Alhaurín de la Torre, el valle del Guadalhorce, la Sierra, Málaga e incluso el mar. Con estas tareas, que se suman a las de limpieza que se llevan a cabo todos los años, el Consistorio pretende además adecentar el escenario donde periódicamente Torrijos 1831 lleva a cabo sus recreaciones conmemorando el apresamiento de Torrijos, para reivindicar la importancia de este capítulo en la historia contemporánea de España.

DECLARACIONES DE LOS PROTAGONISTAS

“Hemos venido a dar cumplimiento a lo que nos comprometimos hace un año en una reunión de trabajo. Queremos engrandecer la recreación histórica de 1831, reforzando la protección de este emplazamiento”, declaró el alcalde, Joaquín Villanova, quien recordó que ya en su día el Ayuntamiento consiguió unos 200.000 metros en el entorno de la torre musulmana. El regidor avanzó que son varios los proyectos en los que trabaja el Consistorio para poner en valor el patrimonio de Torrealquería y de otros lugares de Alhaurín, aunque subrayó que hay que ir “paso a paso”. En esta línea, el concejal de Cultura y Turismo, Mario Pérez, recordó que este proyecto se enmarca dentro de la primera parte del plan de señalización turística de la localidad, que abarca otros puntos como la Ermita del Alamillo, la Finca El Portón, la iglesia de San Sebastián o la plaza de San Sebastián, aunque serán más en siguientes fases. “Se han hecho pequeñas obras de protección del mirador, escalera y la instalación de los tres tótems en los sitios más simbólicos de Torrealquería. Felicito a Esteban Alcántara por su reciente nombramiento como presidente y por el trato y buena acogida que he tenido desde que estoy en el cargo de la Concejalía de Cultura. Vamos haciendo pequeñas cosas y haremos más”, adelantó Mario Pérez.

Por su parte, Marina Bravo, concejala de Patrimonio Histórico, se refirió al estado de la antigua torre en la zona: “Ha sufrido el deterioro del paso del tiempo, la erosión y la acción del hombre. Llevamos varios meses, casi un año, trabajando con varias opciones. Hay que estabilizarla para evitar que se caiga, y, a partir de ahí construir los cimientos y rehabilitarla”. El historiador Esteban Alcántara, presidente de la asociación Torrijos 1831, felicitó al Ayuntamiento por esta intervención y agradeció que el equipo de gobierno “haya sido muy receptivo” en los últimos tiempos con las peticiones de su colectivo. Alcántara se refirió al episodio de Torrijos como “el hecho histórico más importante acaecido en Alhaurín de la Torre”. “El fracaso de estos hombres impidiói que España fuera un estado democrático. Tuvo que morir Fernando VII, pero el intento de Torrijos repercutió finalmente en todo el país”, afirmó.

 

 

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.