Publicidad

La Audiencia Provincial confirma la sentencia condenatoria por los impagos de las empresas de las canteras a la Fundación


La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Málaga ha desestimado el recurso de apelación presentado por algunas de las empresas de las canteras de la Sierra de Alhaurín de la Torre contra la sentencia de septiembre de 2015 del Juzgado de Primeras Instancia nº 15 de Málaga, que condenaba a dichas compañías a abonar un total de 1.246.280 euros a la Fundación Social y Medioambiental de las Canteras, correspondientes a las aportaciones económicas impagadas hasta el primer cuatrimestre de 2013.

La sentencia de la Audiencia, contra la que no cabe recurso ordinario alguno, confirma así el fallo judicial, que demuestra que estas compañías incumplieron las obligaciones y compromisos contraídos en el Acuerdo Marco rubricado en enero de 2006 y por el que las empresas tenían que aportar 900.000 euros anuales a la Fundación durante los siete años de vigencia del Plan Especial de Restauración de las Canteras para costear actuaciones en materia medioambiental, de formación, de fomento del deporte o de apoyo a las asociaciones y colectivos sociales del municipio.

En sus conclusiones, la jueza rechaza de forma contundente uno por uno los argumentos de la parte apelante. En el caso de una de las empresas recurrentes, Áridos Alhaurín de la Torre, señala literalmente: “el apelante firmó el 13 de enero de 2006 el Acuerdo Marco sin estar obligado a ello, ya que no era una de las empresas afectadas por el cierre judicial y si lo hizo fue porque vio enormes expectativas de negocio con unos extraordinarios beneficios”. La magistrada apoya la argumentación de la Fundación, en el sentido de que esta empresa “se quería bajar del tren sin pagar el billete”.

En la sentencia que ahora se confirma se condenaba a Áridos y Premezclados a abonar 30.000 euros; a Áridos El Pinar 218.400 euros; a Compañía General de Canteras 261.120 euros; a Áridos y Reforestaciones 648.800 euros; y a Áridos Alhaurín de la Torre 207.690,11 euros (en un principio la condena de esta compañía fue de 87.960 euros, pero se atendió el recurso de la Fundación por un error de cálculo en el fallo). Asimismo, las condenaba al pago del interés legal de las respectivas cantidades objeto de condena desde la fecha de interposición de la demanda.

Hay que destacar que, desde que se diera a conocer esta condena, la Fundación que preside Joaquín Villanova entabló negociaciones con las empresas condenadas para establecer unos planes de pagos que contemplaran el abono no solo del periodo demandado, sino de la deuda pendiente fuera de ese plazo (a partir del segundo cuatrimestre de 2013). Fruto de esas conversaciones, se alcanzaron acuerdos con Compañía General de Canteras y Áridos y Reforestaciones (Sando) para que liquidaran sus respectivas deudas.

No obstante, el pasado mes de enero se presentó una segunda y definitiva demanda judicial para asegurarse el cobro de las cantidades pendientes de percibir desde el segundo cuatrimestre de 2013. Esta demanda iba dirigida en concreto a tres empresas: Aripisa (con una deuda pendiente de 210.000 euros), Aripresa (150.000 euros) y Áridos Alhaurín de la Torre (96.600 euros). Tras la condena judicial de 2015 y las diferentes negociaciones, la Fundación se ha asegurado el cobro de 2,6 millones de euros en cuotas mensuales, pero quedaban pendientes estos 456.600 euros correspondientes a la deuda de Áridos Alhaurín de la Torre, Aripisa y Aripresa, por lo que finalmente se ha optado por la presentación de esta segunda demanda. Hay que citar que Áridos Alhaurín de la Torre es la única empresa con la que no se ha llegado a ningún acuerdo de pago, por lo que se inició el correspondiente trámite de embargo preventivo sobre sus bienes.

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.