Publicidad

Los reinos de Taifas


     Nos cuenta la historia que cuando se desmembró el califato de Córdoba se constituyeron una serie de pequeños reinos llamados de “Taifas” que se independizaron, esta situación facilitó al final la reconquista.

    Hoy tenemos diecisiete reinos de taifas, son nuestras comunidades autónomas y alguna quiere incluso más independencia todavía.

    ¿Cuál ha sido el resultado después de más de treinta y cinco años?, uno muy simple de apreciar: han producido desigualdad entre los españoles, cuya situación varía en función de la Comunidad donde viven.

     Empecemos por los números, la distancia entre comunidades autónomas en gasto por habitante se acerca a los 55 puntos porcentuales en educación, 37 en salud y 87 en protección social. Es cierto que hay diferencias estructurales entre comunidades que podían ser parte de la causa de las diferencia, pero su incidencia no llega al 30%.   

    Si nos atenemos a los resultados también se aprecia la variación,  en educación la desigualdad es patente y notoria, los resultados del “Pisa” indican que hay comunidades cuyos alumnos están adelantadas curso y medio respeto a otras; por cierto el “Erasmus” español que nos indicó días tras que tenían intención de poner en marcha la ministra Dolors, puede plantear  problemas: así si un alumno de secundaria de Castilla León viene a Andalucía retrocederá en conocimientos, pues lo que va a recibir será lo que el dio el curso anterior en su Comunidad.

   Si nos fijamos en la sanidad, empecemos por el gasto sanitario, nuestra Comunidad está en la cola de gasto sanitario por habitante, gasta mil euros por persona, el país vasco destina por ejemplo mil quinientos euros, le siguen a poca distancia Extremadura y Navarra; las listas de espera es otra de las cuestiones y no es precisamente nuestra Comunidad la que destaque por el menor tiempo de atención.

  Cada comunidad hace y deshace lo que le conviene, el sectarismo, el independentismo y la ideología están presentes y a veces desprecio a la Ley, se produjeron varias sentencias obligando a la Comunidad catalana a impartir clases en castellano, que es por cierto el idioma oficial de España, se han incumplido y no pasa nada, lo que cabría esperar es que la Consejera de Educación fuera inhabilitada como poco.

    Se ha inventado una historia en Cataluña que se ha enseñado en los colegios,  los catalanes nacidos después de la transición, una parte sustancial de ellos, tienen una idea de España opresora y “chupóptera”, se ha ensalzado una nación catalana que nunca ha existido.

    El PSOE se ha caracterizado por defender la integridad nacional, por ello ha sorprendido que unido a Podemos y los independentistas pretenda derogar la última reforma del Constitucional que le dio instrumentos legales a este para poder  imputar a aquellos políticos independentistas que vulneren las leyes, estimo que comete un grave error con esta decisión, difícil de entender por la ciudadanía y por un porcentaje de sus votantes, especialmente aquellos catalanes que no quieren la independencia.

  Según han indicado lo que se pretende poner son multas a los políticos independentistas que no cumplan las sentencias, quizá, como decía hace días el diario ABC es posible que salga más barato no cumplir las sentencias, que aquella persona que cometa, por ejemplo, la falta de no recoger los excrementos del perro dejados en la vía pública.

   ¡Qué diferencia con los ciudadanos de “a pie” entre los que me encuentro!, si incumplo una sentencia me cae el peso de  la Ley, pero nuestros políticos, además de estar aforados, se permiten algunos no cumplir las sentencias.

    Toda esta estructura “Taifal” tiene un elevado costo para los contribuyentes, que tenemos que mantener con nuestros impuestos a los diecisiete parlamentos, sus parlamentarios, asesores y algunos enchufados.

   La palabra “taifas” hacía mención a un bando o familia que era quien dominaba en ese reino, ahora estamos más o menos lo mismo, se conoce al grupo que domina cada autonomía, algunas como la nuestra no ha cambiado de bando desde que se constituyo, otras como la catalana la tenido a la familia Puyol durante bastantes años con las consecuencias que conocemos.

   Hay un amplio sector de la ciudadanía, que lo ha expresado en su momento en algunas encuestas, que desea que se devuelvan competencias al estado al menos la educación y sanidad, pues de esta forma con toda probabilidad esas desigualdades que ha producido el sistema autonómico podrían ser corregidas y se cambiaría esta historia fantástica que se enseña en Cataluña, pero como decían en mi pueblo “no nos caerá era breva”

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.