Publicidad

La Policía Nacional esclarece más de un centenar de estafas por la venta de móviles en Internet


La Policía Nacional han esclarecido más de un centenar de estafas por la venta de móviles inexistentes a través de Internet. La cantidad defraudada asciende a más de 70.000 euros y se ha localizado a 110 víctimas en toda España. La investigación se inició en Málaga el pasado 14 de abril.

Durante las investigaciones han sido identificadas tres personas --dos mujeres y un hombre-- como presuntas responsables de los hechos. Hasta el momento ha sido detenida en Madrid la mujer, de 49 años, por su supuesta implicación en un delito continuado de estafa. Se realizaron dos registros en la capital de España y en Ávila.

Las investigaciones, según ha informado la Comisaría Provincial de Málaga en un comunicado, se iniciaron el pasado 14 de abril tras una denuncia presentada ante la Policía Nacional en Málaga en la que un ciudadano manifestaba que había sido víctima de una estafa. El hombre había visto un anuncio de un móvil en un portal de subastas de Internet; por su compra pagó 359,99 euros pero nunca recibió el terminal.

Tras meses de indagaciones, los agentes identificaron a tres personas que estarían detrás de los hechos denunciados. Las pesquisas condujeron a estos agentes hasta la sede de operaciones y los domicilios de los investigados situados en las localidades de Madrid y Ávila.

Así, determinaron que estas personas habían creado numerosas tiendas online en una plataforma de subastas a través de las cuales, y durante un determinado periodo de tiempo, habían realizado numerosas transacciones sin que se generara ningún tipo de incidencia.

De esta manera consiguieron que la plataforma les valorara positivamente a la vez que generaron mayor confianza entre los usuarios; circunstancia que finalmente aprovecharon para publicar multitud de anuncios de venta de efectos, principalmente teléfonos móviles.

En el plazo de un mes consiguieron vender a 110 usuarios en todo el territorio nacional móviles inexistentes por los que pagaron alrededor de 70.000 euros. Finalmente cerraron los comercios sin entregar ninguno de los productos a los compradores y sin dejar información sobre su paradero.

Continuando con las pesquisas, los investigadores comprobaron que, para dar salida al capital, los investigados crearon un entramado de cuentas bancarias a través de las cuales movían pequeñas cantidades de dinero y realizaban pequeños reintegros a fin de no levantar sospechas.

 

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.