Publicidad

Defensor del Profesor atiende 19 casos en Málaga durante el pasado curso, el mínimo de los últimos cuatro años


El Defensor del Profesor, el servicio de asistencia a docentes de la Asociación Nacional de Profesionales de la Enseñanza (ANPE), ha atendido en Málaga un total de 19 casos durante el curso 2015/16, lo que supone el mínimo de los cuatro últimos años registrados desde el curso 2012/13.

La cifra de Málaga supone el 13 por ciento del total de casos atendidos en Andalucía, cuya cifra asciende a los 146 casos. En cuanto al dato nacional, el Defensor ha atendido a 1.961 docentes de toda España durante el curso 2015/16, según los datos del Informe 2016 de este órgano de la ANPE.

Según la etapa educativa, el 42 por ciento de los docentes atendidos pertenecen a la Educación Secundaria, seguido por el 32 por ciento de Primaria, el 11 por ciento para Educación Infantil y educación para adultos y régimen especial, y el 4 por ciento de Formación Profesional.

Por otro lado, la mayoría de problemas que los docentes malagueños tienen con los alumnos corresponden a faltas de respeto e insultos (49%), seguido por problemas a la hora de dar clase (20%), grabaciones y fotos para Internet (15%), las conductas agresivas (12%) y daños a propiedades (4%).

Desde ANPE Málaga destacan el aumento de los problemas con grabaciones y fotos para Internet, que ha aumentado un ocho por ciento respecto al año anterior. "El empleo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), afecta al resto de problemas que aparentemente han bajado, y en ciertos casos generan el resto de problemáticas", han explicado.

Igualmente, en cuanto a los problemas de los profesores con los padres, destacan las falsas acusaciones y denuncias de estos (46%), el acoso y amenazas (38%), las agresiones (15%) o las presiones para modificar las calificaciones (1%).

En este punto, el Defensor ha señalado que han aumentado un siete por ciento las acusaciones carentes de fundamento, junto a las amenazas y el acoso. "En muchos casos, está relacionado con el acceso que tienen los padres a la información sesgada de los conflictos, porque solo utilizan la versión que les proporcionan sus hijos", han apuntado.

En cuanto a los problemas con secciones del centro educativo, el 58 por ciento de los profesores ha encontrado trabas con la administración, lo que se ha reducido un cinco por ciento respecto al informe anterior; y un 42 por ciento de problemas con la dirección, lo que ha aumentado un ocho por ciento.

Según ha subrayado ANPE, algunos estudios indican que uno de cada cuatro docentes ha declarado "sufrir agresiones físicas o verbales en la escuela", situaciones que están aumentando en la Educación Primaria pero son significativas en la Secundaria, lo que tiene consecuencias para los profesores tanto a nivel profesional como personal.

"Más de la mitad del profesorado vive con tensión los conflictos y los problemas de convivencia, y prácticamente un tercio del profesorado no puede desarrollar su tarea con normalidad", han apuntado, agregando que el hecho de que existan estas agresiones "es un acontecimiento extraordinariamente grave".

Además, han insistido en que el 55 por ciento de los casos analizados presentaba ansiedad, el 33 por ciento depresión, y un 12 por ciento de los docentes se encontraba de baja laboral, a lo que han añadido que un profesor con estado emocional alterado "reduce significativamente su rendimiento profesional, lo que disminuye la calidad de la educación".

"Las bajas laborales --han continuado-- generan un coste para la administración y una modificación de la propuesta pedagógica para los alumnos. El malestar lo producen unos pocos, pero las consecuencias se extienden hacia todo el alumnado que interactúa con el profesor agredido".

PROPUESTAS DE MEJORA

Desde ANPE han insistido en reconocer la figura del docente "como autoridad pública, y la consiguiente necesidad de una Ley de Autoridad".

Asimismo, el sindicato ha solicitado una mayor dotación de medios y recursos humanos en los centros, así como formar específicamente al profesorado en la resolución de conflictos y reducir la carga burocrática de los profesionales de la enseñanza.

 

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.