Publicidad

Un dedo para un destino


¡Y es que hay dedos y DEDOS. Todos hemos visto alguna vez el Dedo de Dios conminando a Eva y Adán para que abandonaran el Paraíso, si es que existió alguna vez un Paraíso y todos, también hemos sido niños, y hemos buscado nuestros mocos, cada uno el suyo, pero con el mismo dedo...y hemos visto, ¡¡¡por fin!!! el dedo del Marianico...pero antes una anécdota de dedos y estómagos. Dicen que un día un Catedrático de Medicina reunió a sus alumnos de primer curso y les dijo: Para ser Médicos, no lo olvidéis nunca, son necesarias dos cualidades, tener un estómago a prueba de bombas y un ojo clínico con la velocidad del rayo.,, pidió un cadáver, los tienen de colección, le dio la vuelta e introdujo su dedo índice, si, ese, por ano llevándolo, después a su boca...quien de vosotros se atreve, dijo, y un "tirao" para adelante introdujo su dedo en el recto y lo llevó más tarde a su boca...En efecto, dijo el Catedrático, su estómago es verdaderamente notable, pero carece usted por completo de ojo clínico, porque yo introduje uno de mis dedos y me chupé otro...¿verdad? ¿mentira? es lo de menos, el caso es que hasta para "eso" hay dedos.

Durante su travesía de fango y corrupción, hay que reconocer que en el Partido Popular ha habido una persona que se ha tragado  todos los "morlacos" que sus compañeros, incluido El Marianico, han echado sobre sus hombros, ha sido La Cospe, mal que bien, a trancas y barrancas e inventando diálogos de besugos, como si ya no estuvieran inventados, ella "presume" de haber salido airosa...y claro,  exige su premio...¿Qué quieres tú, Princesa, le diría el Marianico, y ella, sin dudarlo, "como la "Chacona" que las banderas y sus portadores se inclinen ante mí y si para ello necesito estar preñada, ¡pues me preño" faltaría más...que para ello hemos de prescindir del "Moranes" pues fuera el Moranes, lo mandaremos de Embajador a Estados Unidos donde a lo mejor, al tener el pelo a lo "panocha" semejante al de su nuevo Presidente, hasta logra que lo reciba de vez en cuando...y ya están ahí, bien colocados, los dos Ministros de Defensa de Partido Popular, los cuales ostentan las Embajadas más importantes del mundo mundial...No sé, a lo mejor es que ambos, en un desfile, cuando ante ellos pasaba la Bandera y los soldados gritaban  al unísono "Viva España" ellos decían por lo "Bejines" "Viva el Marianico". De menos, dicen, que nos hizo Dios.

Ahora bien, aunque hay que reconocer que si los "dedazos" anteriormente narrados están para inscribirse en los libros de la Historia del Disparate, hay otro "dedazo", anterior a estos, que lleva sobre si la superación de cualquier otra operación  "dactilar", me refiero, creo que ya lo están ustedes deduciendo, al ínclito Señor Wert, autor de una Ley de Educación, cuyo papel, bien secundado por el dedo de aquel "aventajado" alumno del ojo clínico y el estómago a prueba de bombas, podía servir para ciertos menesteres. Yo creo que es, en cierto modo justo, que personas que han dejado sus profesiones para dedicarse a lo público, tengan cuando les llegue "el retiro", su porvenir medianamente arreglado, como lo tuve yo mismo o cualquier trabajador por el que sus contratadores hayan cotizado, como ocurre tanto con Senadores como con Diputados y no digamos nada si llegan más arriba, pero de ahí al disfrute de canonjías de por vida, dista un abismo...no sé, no se los he contado, los millones que ya de por si tuvieran estos personajes, pero de lo que si estoy seguro es de que "lo que no tuvieran, ya lo tienen"...Veintiún mil Euros al mes, más todos los gastos pagados significan, nada más y nada menos, que cerca de Trescientos mil Euros de ahorro...¡ostias! Pedrín y pensar que un día pude ser Diputado y renuncie a serlo. En fin, amigos, que si un día alguien lanzó al aire aquello de "que no tiene enmienda el asunto de la "jodienda"  habrá que esperar que alguien diga que "no hay que temer al "calambrazo" en las decisiones del "dedazo". Y aunque quedan por enumerar "dedazos" nonatos, que se anunciaron y se frustraron, vamos a dejarlo ya por hoy, aunque creo que al Marianico todavía le queda "dedo" para rato...No ese Rato no, a ese hay que echarle de comer aparte.

¡Ah! Y conste que yo no pretendo criticar, digo nada más.

 

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.