Publicidad

Villanova recoge el premio de la FEMP por la campaña de lucha contra el cambio climático


El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, y la concejala y diputada provincial de Medio Ambiente, Marina Bravo, recogieron en la mañana de ayer en Madrid el premio concedido por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para reconocer el Programa de Educación Ambiental 'Conocer+Cambiar= Residuos 0'. Este proyecto municipal se impuso al otro finalista, la ciudad madrileña de Las Rozas (que duplica en población a nuestra localidad, con más de 92.000 habitantes), en la categoría 'Sensibilización y Concienciación Ciudadana de Lucha contra el Cambio Climático'.

Ambos dirigentes recogieron las distinciones, una estatuilla y un diploma acreditativo, de manos de Juan Espadas, alcalde de Sevilla y presidente de la Red Española de Ciudades por el Clima, y de Valvanera Ulargui, directora general de la Oficina Española de Cambio Climático, perteneciente al Ministerio de Medio Ambiente, en el marco del Congreso Nacional de Medio Ambiente (CONAMA) celebrado ayer en la capital de España.

Tanto Villanova como Bravo se mostraron entusiasmados y muy satisfechos con este premio, ya que el jurado ha querido así incentivar la excelente labor que se lleva a cabo desde hace años en Alhaurín de la Torre para sensibilizar a los más jóvenes, desde la edad escolar, sobre los efectos del cambio climático.

El VI Premio a las Buenas Prácticas Locales por el Clima celebrado ayer con ocasión del CONAMA y coincidiendo a su vez con el encuentro de la FEMP denominado 'Los gobiernos locales y los objetivos de desarrollo sostenible', distinguió también a las ciudades de Leganés (Madrid), en la categoría de 'Eco-Innovación' (web municipal de gestión de residuos); a Miranda de Ebro, Burgos, en la modalidad de 'Energía' (Plan Midar Plus: Miranda Ciudad Solar); a Las Rozas, Madrid, en la categoría 'Movilidad' (promoción de la movilidad urbana sostenible), y a San Sebastián, en la categoría 'Ordenación del Territorio, Urbanismo y Edificación', por su ordenanza municipal de eficiencia energética y calidad ambiental de los edificios. Ciudades como Jaén, Granada o Valle de Mena (Burgos) también quedaron finalistas.

La convocatoria de este concurso de ámbito nacional cuenta con el reconocimiento del Ministerio de Medio Ambiente, la Oficina de Cambio Climático y la Red de Ciudades por el Clima, de ahí el buen sabor que ha dejado en la delegación alhaurina.

El programa que había presentado Alhaurín de la Torre a la FEMP tiene por objetivo la promoción de hábitos basados en la prevención y generación de cero residuos. Para ello, se ha utilizado una metodología basada en talles y dinámicas centradas en el ciclo de vida de los materiales, el consumo responsable o los cambios de hábitos. La iniciativa sirvió para fomentar el cambio de hábitos, con el uso de portabocadillos, fiambreras y envases reutilizables. Se calcula que el alcance del programa logró la implicación de más de 600 familias, profesorado y personal directivo de cinco centros. También se distribuyeron más de 300 trípticos y medio centenar de carteles en dependencias municipales.

 

 

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.