Publicidad

El C.D. Alpino Jarapalos en la Maratón de New York


            Por segundo año consecutivo el C.D. Alpino Jarapalos ha estado representando a Alhaurín de la Torre en la mayor cita mundial del Atletismo no profesional. Sólo hablar de las cifras de participación de esta edición ya marea … más de 72.000 dorsales asignados, y un número de Finishers superior a los 52.000.

            En esta ocasión estuvimos representados por Floro Camino (13246) que consiguió su dorsal en el mes de febrero por logros deportivos de la temporada 2015. Y que terminó la prueba en 03:28:37, un tiempo más que meritorio para sus 50 años y en una prueba que se caracteriza por la dureza de su recorrido y en especial de sus últimos 7 km.

            Todo comienza el día 6 de noviembre a las 04:15 de la madrugada cuando suena el despertador, un ligero desayuno y a dirigirse a tu punto de recogida del autobús (Cruce de la 5ªAvd. con la 42). Tras casi un kilómetro de cola a las 06:05 estamos en el bus camino de Staten Island desde donde saldremos en la primer salida a las 09:50 (Ante el volumen de participantes se realizan 4 salidas separadas por unos 20 minutos cada una, y cada una de ellas tiene tres calles).

            En la zona de salida todo está organizado, y muy bien organizado, hay comida, bebidas frías y calientes, geles, fruta … y amplias zonas para descansar y prepararse. Las dos horas y media de espera se hacen muy cortas.

            A la hora exacta y después de escuchar el himno nacional de EEUU, cantado en directo, suena un tremendo cañonazo y todo se pone en marcha … ya no hay quien lo pare. Comenzamos subiendo el Puente de Verrazano sobre la bahía de Nueva York que da acceso al barrio de Brooklyn (Decir que esta carrera discurre por los cinco distritos o barrios de la ciudad que “nunca duerme”). Lo que más sorprende es la cantidad de público que se dispone a lo largo de todo el recorrido (se calcula que más de un millón). El recorrido por este barrio es bastante llano y no muy exigente, justo al pasar por la media maratón (al entrar al barrio de Queens) es cuando se empieza a complicar la carrera, con ligeras subidas y bajadas hasta que se llega a uno de los dos puntos críticos de la prueba, el puente de Queensboro sobre el East River y la isla Roosevelt, un puente que tiene prácticamente 2 km (uno de subida y otro de bajada) y que está cerrado al trafico y al público, impresiona … por su dureza y la ausencia de público.

            Superado el primer punto crítico (km25) entramos en la “Isla” de Manhattan, donde se toma la 1ª Avd. durante 5 interminables kilómetros que “pican” hacia arriba sin descanso para dar acceso al Bronx. La ligera pero constante subida de los últimos km han hecho su trabajo, las fuerzas ya empiezan a flaquear. Una sola milla por el Bronx, pero inolvidable, gente, gente y mucha gente, te ofrecen de todo … agua, fruta, dulces.

            Por fin se entra en el barrio de Harlem, por la ultra famosa 5ª Avd., estamos llegando al final, sólo quedan 10 km. Las calles dan un respiro momentáneo, porque al llegar a Central Park el mundo se te viene encima, es el km 36, sólo restan 6, pero qué 6 km. Este es el segundo punto crítico de la carrera, una subida muy considerable, hay hombres y mujeres llorando, sentados en el suelo o caminando a duras penas, destrozados por una mala planificación de la carrera. Por fortuna voy “fresco”.

            De los tres últimos kilómetros poco que contar, no recuerdo prácticamente nada (sólo el fugaz saludo a mi mujer), el público te lleva en volandas, estás soñando, estás en Nueva York y vas a terminar la “MARATHON de las MARATONES”.

La meta está situada en pleno Central Park, en una gran avenida flanqueada por 125 banderas, tantas como nacionalidades hay presentes entre los participantes. Es un momento de gloria, tu momento … flojas un poco el ritmo, disfrutas, te acuerdas de mil cosas y personas … y todo se acaba.

            Es una carrera inolvidable e increíble a partes iguales, se la recomiendo a todo aquella persona que le guste correr, debería ser de obligada participación, al menos una vez en la vida, para todo “runner”.

            En lo que respecta a los ganadores absolutos, ese honor ha quedado reservado para la corredora keniana Mary Keitany, en categoría femenina. Su tiempo de 2 horas 24 minutos y 26 segundos le ha servido para alzarse con su tercer triunfo consecutivo en Nueva York.

En lo que respecta a la categoría masculina, Ghirmay Ghebresalassie no ha podido tener mejor estreno en el Maratón de Nueva York, y el corredor eritreo ha sido el más rápido en alcanzar la meta de Central Park, parando el crono en las 2 horas 7 minutos y 51 segundos

RESULTADOS:

http://web2.nyrrc.org/cgi-bin/start.cgi/nyrrc/monitor/pages/postrace/postracestartup.html

FOTOS:

http://www.vamosacorrer.com/galeria-fotos/maraton-nueva-york-2016/

Florentino Camino

C.D. Alpino Jarapalos

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.