Publicidad

Ganaderos malagueños se manifiestan en contra de los "abusos" de la industria láctea


Una representación de las 1.400 explotaciones de ganadería caprina de la provincia de Málaga ha realizado este jueves una protesta en las calles de la capital para informar de la "angustiosa situación" que ha provocado el descenso del precio de la leche ejecutado por la industria láctea. Así, convocados por COAG Málaga, los ganaderos malagueños se han unido a la ola de protestas que el sector está realizando este otoño en las ocho provincias andaluzas.

Los ganaderos malagueños, según han informado desde COAG en un comunicado, han explicado a los consumidores el "abusivo margen comercial" que imponen los responsables de las grandes corporaciones de la industria láctea. Una bajada de precios que, según han expresado, provoca que actualmente los productores de leche de cabra no puedan cubrir sus costes de producción.

De ese modo han informado que, según un estudio técnico de viabilidad realizado por COAG Málaga, en estos momentos el litro de leche de cabra se está pagando a 0,49 euros, cuando el umbral de rentabilidad se sitúa por encima de los 0,70 euros. Así en el precio final que pagan los consumidores por un queso de cabra la materia prima apenas llega a significar el 20 por ciento.

Por ello, han explicado, "el descenso continuado de la remuneración de los productores está provocando un desgaste económico que está llevando a miles de ganaderos a la ruina".

En este sentido, COAG Málaga quiere que el acto de este jueves sirva para que consumidores y grandes superficies sean conscientes de que las industrias a las que compran sus quesos pagan un precio por debajo del coste de producción. "Un atropello al que si no se le pone remedio conducirá inevitablemente al cierre masivo de explotaciones y al sacrificio de miles de cabezas de ganado", han expresado.

Para forzar la inmediata revisión al alza de los precios en origen, COAG mantendrá un calendario de movilizaciones que incluye protestas y campañas informativas. Paralelamente la organización ha solicitado al Ministerio de Agricultura que publique "datos estadísticos objetivos y fiables que aporten transparencia al mercado de la leche".

Asimismo, ha pedido a la Junta de Andalucía que ponga "coto y freno" a estas "prácticas comerciales monopólicas que vulneran el principio de libre competencia", al tiempo que han pedido la elaboración de unas normas de etiquetado que informe del origen y la calidad del queso de cabra. Todo ello para dotar al sector de una "estabilidad de la que a día de hoy carece y que es necesario para garantizar el presente y el futuro del campo malagueño".

La provincia de Málaga es uno de los territorios de la Unión Europea con mayor volumen de ventas de leche de cabra, y el primero a nivel andaluz con más de 52 millones de litros al año, más del 20 por ciento de la producción nacional.

En las próximas semanas COAG se reunirá con las asociaciones de consumidores malagueñas y andaluzas para informarles sobre las marcas de quesos que están poniendo en quiebra a los ganaderos malagueños y andaluces.

El sector caprino de leche mantiene 3.000 empleos en la provincia de Málaga y 15.000 en Andalucía. Por último, además de fijar la población en el medio rural, permite la sostenibilidad en los montes y ahorra recursos económicos a las arcas públicas.

 

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.