Publicidad

La buena noticia. La buena leche


        Me consta que de este tema he escrito anteriormente, pero hoy considero oportuno hablar de la buena leche. Sí, ya lo se. Lo que pega ahora -y lo que vende- es hablar de la mala leche. Pero de eso ya hablan otros.

         Cuando he conocido la noticia de la muerte de una chiquilla de doce años, victima del botellón, me ha venido a la memoria la génesis de un proyecto en el que nos embarcamos varios amigos en el 2008 y que, afortunadamente, sigue funcionando de una manera suficiente.

        En aquellos días se estaba especulando con la adecuación de un espacio del parque malagueño a fin de dedicarlo al encuentro de los jóvenes, en los fines de semana, al objeto de ponerse “púos” de “pelotazos”. Mientras, en otra zona de Málaga, allá por las Lagunillas, no había donde repartir leche y pañales a los niños de familias deprimidas de la zona. Aquél botellódromo no prosperó. Por el contrario el Biberódromo –que nació para atender los niños que lo necesitaban- sigue en marcha atendiendo regularmente a 200 tiernos infantes y a sus madres.

      La buena noticia de hoy me la proporciona un hecho que ha sucedido en esta misma semana. Acabamos nuestra existencia de leche fresca con el consumo de los últimos 500 litros que teníamos depositado en nuestro proveedor. Inopinadamente, recibimos una llamada de unos amigos de siempre que nos indican que acaban de comprarnos 5.200 litros de leche fresca de los que podemos disponer ya. Tres meses solucionados.

    Se acostumbra a hablar de casualidades. ¡Jamón de casualidades! La gente tiene muy buena leche. Lo que hay es que –disculpen la expresión- ordeñarla. Se sienten felices haciendo felices a los demás.

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.