Publicidad

Don Miguel de Unamuno


"Conocí" a Don Miguel de Unamuno cuando a mis catorce años cayó en mis manos uno de sus libros, lo recuerdo fue Niebla y a pesar de su título despejó muchas de mis dudas..."eres un hereje" me dijeron los mayores de mi entorno, entre los que había alguna sotana, tú no sabes que ese Autor está en el "Índice" y prohibida, por lo tanto, su lectura..."te lo prohíbo" me dijeron algunos y eso bastó para que por encima, incluso, del interés que me había suscitado Niebla, me propusiera hacerme con todas sus obras, lo cual no era nada fácil; conseguí algunas y las leí casi todas...y que yo sepa todavía no estoy "condenado".

A lo largo de mi vida he sido testigo "externo" de múltiples persecuciones, tanto eclesiásticas como políticas y a la hora de "calificarlas" me sería harto difícil espigar para encontrar la más "furibunda" pero sin duda la que hubo contra Miguel de Unamuno puede considerarse entre las primeras. Mucha gente se extrañará de esta afirmación y puede, incluso, que la tache de exagerada por mi parte...Decía Don Miguel cuando alguien invocaba la defensa de Dios por medio de las armas, "hablan y no saben que Dios, mi Dios, en el que dicen que yo no creo..." un Obispo, no recuerdo si de Mallorca o de Vitigudino de arriba, que para el caso es lo mismo, cogió la frase y suprimió de la misma las palabras "Mi Dios" y "dicen", convirtiéndola, según palabras del propio Obispo, en anatema Veanlo ustedes mismos "Dios, en el que yo no creo...". Está claro que fueron tiempos en los que cualquier "esgarracolchas" por el solo hecho de vestir de azul o de purpura podía escribir lo que le diera la gana y erogarse el derecho de prohibírselo a los demás...si bien es verdad que hay Obispos de que ahora pretenden seguir los pasos de aquellos y Cardenales que precisan de varios ayudantes para mantener en el aíre los "kilométricos" vuelos de su capa...Decía una canción "Debajo de la capa de Luis Candelas, mi corazón vuela que vuela..." se imaginan ustedes lo que pudiera "esconderse" bajo el manteo kilométrico del ínclito Cañizares...y si alguno de ustedes no ha visto esta fotografía, les recomiendo buscarla en Internet.. ¡merece la pena!. 

Su frase "venceréis pero no convenceréis" debería estar esculpida en todas y cada una de las Academias Militares, si es que queda alguna y también en el atrio de algunas Iglesias cuyos componentes siguen amenazando con "excomuniones".

¡Ah! Y que conste que hoy, que si pretendo criticar, por encima de cualquier cosa quiero dejar constancia de mi homenaje a Don Miguel de Unamuno  NADA MENOS QUE TODO UN HOMBRE. 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.