Publicidad

Dos caras para una sola sonrisa


¡Ah! y para un solo Paraguas...La reciente conmemoración de la Fiesta de la Hispanidad, fiesta que por otra parte ni ella misma sabe cómo se llama, tal es cumulo de voces que se empeñan en calificarla, unos con mala leche y otros con fatal ignorancia, esa Fiesta del 12 de Octubre, decía, nos dio gran cantidad de gestos y situaciones, unas de risa y otras no tanto...también hubo, siempre los hay, gestos de gran dignidad.

De entre los gestos y situaciones hay muchas digna de comentario, pero para no cansar a mis amigos espigaré entre todas y sobre las elegidas haré más hincapié. Llamó mucho mi atención, en la portada del Periódico El País, la fotografía que nos muestra, en un primerísimo plano, la coronilla estilo Fraile del Marianico, la cara de ¿espanto? de Javier Fernández, como diciendo ¡la que se me viene encima! y por encima de todo, así están en la foto, las caras de los dos Hernandos, la del uno con una sonrisa "ladina" en la que parece decir "ya te tengo", por lo que es relativamente fácil adivinar a cuál de los Hernandos corresponde y la del otro muy de circunstancias, ensayando ya el gesto que tendrá que adoptar el día que tenga que explicar a "sus gentes" los metros que hay en el camino entre el "No es No" y lo que "usted diga, señor". No sé si ese "embolao" le ha venido impuesto o lo ha elegido por el mismo, pero el caso es que en las cercanías de quien está a su lado aprenderá mucho en el arte de decir una cosa mientras se piensa en otra...pero ¡ostias Pedrín! que no se le contagie la zafiedad que para zafios en el Congreso nos basta con uno...del cinismo, mejor no hablamos...Había una canción que, creo, se llamaba "Juntos" que a partir de "ya mismo" podrán entonar los dos Hernandos, unidos, si no por las ideas, si por un mismo "paraguas".

Como gesto de dignidad destaco el del Rey. Sé que es para muchos una figura anacrónica y hasta molesta,  pero con sus defectos y "humanidades" sabe estar en cada momento y ser fiel a la institución que representa...y que conste que no pretendo "hacer monárquicos", pero su gesto de permanecer impertérrito bajo la lluvia es de destacar, sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de gente que "huye" de "esa" u "otras" lluvias. Como simpático, por lo pintoresco y espontáneo, el de Miguel Ángel Revilla y "el chubasquero". Según nos explicó el mismo, días después, entregaron una de estas prendas a todos los asistentes y ganaron por "goleada" los que se la pusieron sobre el asiento, por lo visto para que no se les mojaran las "posaderas" .Revilla se puso el "chubasquero" y demostró, una vez más, estar por encima de hipocresías y falsas apariencias...él es así y así se muestra. Me gusta este hombre y es una lástima que no hayan muchos como el entre nuestros políticos. Por otra parte es de destacar, una vez más, la peculiar forma de entender e interpretar nuestra historia, que nos lleva a la triste conclusión de que para escribir la "Leyenda Negra" de nuestros "hitos históricos" no necesitamos de voces foráneas, "nos bastamos y nos sobramos nosotros mismos...y así nos luce el pelo.

¡Ah! Y que conste que yo no pretendo criticar, digo nada más.

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.