Publicidad

"Con permiso de la autoridad y..."


...Y si el tiempo no lo impide", rezaban los carteles, aunque eso no era exactamente cierto, a veces el tiempo era infernal y sin embargo el festejo se celebraba…. donde el Permiso de la Autoridad era un hecho incuestionable era en casa de un amigo mío, hermano de once hermanos e hijo de un Notario, donde el padre tenía prohibido que sus hijos  comieran más de dos huevos fritos hasta que no cumplieran los dieciocho años...y entonces sí...como esa era la edad para votar, aunque no se votara, ¡con dos huevos y a votar!

El principio de autoridad...¿y qué es eso, sobre todo en estos tiempos? y si nos preguntamos qué es la Autoridad, con más razón hemos de preguntarnos quien está capacitado y quien no para ejercerla y fíjense que digo para ejercerla, no para imponerla, que para esto cualquier "chusquero" elevado, por un "golpe" al generalato nos puede servir...pero no se preocupen, que no va de padres ni de "chusqueros", aunque algunos en ciertas circunstancias, no pasarían de ahí. Quiero referirme a ciertos políticos y a ciertos juegos...y es que se oyen comentarios en el sentido de que en actualidad  no se lleva, en bares o casinos, jugar al Mus o al Chamelo, se juega, como en Política, al "Quítese señor que me pongo Yo" o al "tú me das una cosa a mí y yo te doy otra a tí", que es menos entretenido que el otro, pero bastante más lucrativo. Este se dice que lo juegan todos los Partidos, aunque según cuentan las crónicas, de un tiempo a esta parte , todos los récords al respecto los ostenta el Partido Popular, con la peculiaridad, además, de que este juego pueden llevarlo a la práctica todos sus miembros, sin que el "Gran Jefe" se entere de nada o simplemente haga la "vista gorda", pudiéndose, además darse el caso de que el "mandamás, no solo "mire hacia otro lado", sino que también "esconda" al infractor bajo la capa, no de Luis Candelas no, de una Institución que es, además, "cementerio de elefantes". 

Mientras en el otro gran Partido, en el Psoe, juegan al "Quítese señor que me ponga Yo" o bien al bien "ellos te ponen y yo te quito", que además de poco lucrativos, deben de ser aburridos...que diversión puede tener el llamar a la "gente" para que ponga a alguien en un lugar, para después entre unos cuantos "zancadillearle" hasta lograr que se caiga. Los Secretarios Generales son o al menos lo parecen, meros "muñecos" para practicar el Pim, Pam, Pum, he aquí otro juego que se nos escapaba...¡pero es que son tantos! A lo que vamos, Pedro Sánchez, creo, es el único de todos los dirigentes de este Partido que ha sido elegido en unas Primarias entre todos los militantes, mientras que los llamados Barones, vete tú a saber el porqué, han sido puestos "a dedo" y algunos, quizás, por el mismo Secretario General, del que hoy reniegan...como decíamos el otro día, un "Gallinero de gallinas cluecas, cacareando todas al mismo tiempo. ¿Tan malo es que un Secretario General, elegido para ganar unas elecciones y gobernar, quiera hacerlo? ¿Qué tiene que pactar? ¡pues se pacta! y se hace aunque sea con el diablo, siempre y cuando se "guarden las esencias". Lo que hay que hacer es hablar, que es, de momento, el único modo de entenderse...y los Barones, ¿que se vayan a fregar los Barones, que en estos tiempos, gracias sean dadas, ya no existen, creo, discriminaciones?. Teniendo en cuenta siempre que la Autoridad que se impone mala Autoridad es...y si hay de por medio ideas separatistas, también para estas vale el Dialogo, que otras formas pueden ser hasta cruentas...emulando el título de cierta película..."Dejad hacer al soldado Sánchez".

¡Ah! Y que conste que yo no pretendo criticar, digo nada más.  

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.