Publicidad

La coordinadora del IAJ aborda con la asociación Eo Eo la intervención realizada en Ecuador


        La coordinadora provincial del Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ), Silvia Cabrera, en una reunión con el presidente de la asociación Eo Eo, Daniel Vega, ha abordado la intervención desarrollada por la entidad juvenil malagueña en Ecuador, tras el seísmo que tuvo lugar en el mes de abril. Silvia Cabrera ha destacado como “fundamental la labor en misiones de cooperación que realizan las ONGs con los damnificados”, que según indica la responsable provincial “reciben con esperanza toda la ayuda que les es necesaria para la reconstrucción de sus vidas, tras padecer el terremoto más destructivo que ha tenido lugar en este país desde 1.987”.

        En este sentido, la coordinadora provincial del IAJ ha destacado que “Andalucía contribuye al proceso de reconstrucción del país”, en respuesta al llamamiento internacional de las Naciones Unidas. La Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, ha concedido una subvención de 400.000 euros a 'ONU Hábitat', para la ejecución durante 12 meses del proyecto de cooperación técnica ‘Apoyo al Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda de Ecuador en el proceso de reconstrucción de vivienda y planificación urbana de las áreas afectadas por el seísmo'. Silvia Cabrera, ha informado que esta actuación se enmarca en la colaboración permanente entre la Junta de Andalucía y el Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos.

        Por su parte, el presidente de la entidad Eo Eo, ha explicado que los técnicos que actúan en la Zona 0 del terremoto “han vivido junto a las personas afectadas situaciones muy dramáticas y duras, pero a la vez llena de esperanza por parte de las personas damnificadas”. Daniel Vega ha indicado a la coordinadora provincial del IAJ, organismo con el que esta asociación mantiene colaboración en actuaciones de juventud, que en Ecuador las asistencias prestadas han sido muy variadas y que de forma directa se ha atendido a más de 780 personas que viven en tiendas de campañas y refugios montado por el Gobierno ecuatoriano.

        Según la entidad, Eo Eo ha intervenido con jóvenes, niños y personas adultas, colaborando especialmente en los campamentos desde el ámbito sanitario para la promoción de la salud y prevención de enfermedades. En el ámbito social, los profesionales han visitado a menores que han perdido a sus progenitores en el terremoto para derivarles a los equipos de atención psicológica, así como a familiares que ahora se ocupan de sus cuidados.

        El pasado 16 de abril un terremoto de magnitud 7,8 sacudió el noroeste de Ecuador, dejando un balance de más de 600 muertos y más de 6.000 desaparecidos. Se declaró el estado de emergencia en seis provincias, y de acuerdo con la Oficina de la ONU para Asuntos Humanitarios (OCHA) se vieron afectadas un millón de personas.

La Junta de Andalucía, mediante la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID), ha seguido la evolución de esta catástrofe desde sus inicios y ha puesto sus recursos y conocimientos a disposición de los organismos internacionales que trabajan en la zona afectada. En consecuencia, el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU Hábitat) ha solicitado la colaboración de la AACID para paliar los efectos de esta catástrofe humana y material.

La AACID y ONU Hábitat mantienen una colaboración permanente desde 2014 para trabajar en áreas de interés mutuo relacionadas con el desarrollo urbano sostenible, con objeto de transformar las ciudades en centros inclusivos de crecimiento dinámico económico, de progreso social y de sostenibilidad ambiental.

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.