Publicidad

El PP denuncia la paralización y el retroceso de los municipios con ‘pactos de perdedores’


El vicesecretario de Organización y Territorial del PP de Málaga, José Ramón Carmona, ha destacado hoy “la inestabilidad como denominador común de los municipios donde se alcanzaron pactos de sillones para desbancar al PP como la lista más votada en las pasadas elecciones municipales”, señalando que “la paralización y el retroceso han puesto de manifiesto durante el último año el caos que suponen este tipo de gobiernos”.

Así lo ha expuesto Carmona junto al vicesecretario de Estrategia Municipal, José Eduardo Díaz, alegando que “si estás todo el tiempo tratando de demostrar que estos pactos sustentados sobre tripartitos, cuatripartitos y hasta quintupartitos son lo más importante para aguantar los sillones, los ciudadanos ocupan el último lugar en la lista de prioridades”, ha manifestado.

De este modo, ha expuesto que “no hay proyectos nuevos y ni siquiera salen adelante las promesas recogidas en sus acuerdos de gobierno, ni son capaces de cumplir con sus compromisos electorales”, ha criticado.

En esta línea, Carmona ha alertado de que “estos pactos de sillones han hecho perder empleo, pese al espejismo resultante de la inercia de gobiernos anteriores y de la recuperación a nivel estatal”, apuntando que “se podría estar creando puestos de trabajo de manera más eficiente, pero la realidad es que se están paralizando proyectos y, por tanto, perdiendo oportunidades”, punto en el que ha cuestionado “cuánto están dejando de crecer estos municipios por culpa de estos conglomerados de partidos”.

Al respecto, ha recordado que “ni los empresarios, ni los colectivos socialices y vecinales dan un aprobado a estos gobiernos inestables”, recalcando que, por eso, “desde el Partido Popular creemos que esa fórmula que ya ha zozobrado en este primer año seguirá siendo un fracaso en el futuro”.

El vicesecretario de Organización y Territorial del PP de Málaga ha criticado entonces que estos “gobiernos en el alambre, que en la mayoría de los casos  han abierto la puerta a políticas radicales, suponen una clara paralización en Ronda, donde no hay presupuestos, mientras que en Benalmádena la oposición cobra por no ejercer y Rincón de la Victoria alardea de las comuniones civiles como su único proyecto notable en este año de legislatura”.

Además, ha lamentado que “un municipio de la talla de Torremolinos tampoco tenga presupuesto, que Vélez-Málaga destaque por prácticas cuestionables como el enchufismo o que Nerja ni siquiera haya sido capaz de hacer balance de este primer año de gobierno, lo que denota que el municipio va a la deriva”, ha indicado.

Por su parte, el vicesecretario de Estrategia Municipal de la formación provincial, José Eduardo Díaz, ha indicado que “en los doce municipios donde estos pactos han desalojado al PP como fuerza más votada el gobierno se dedica a hacer oposición, pues tienen que buscar una excusa constante y una motivación que les una, atacando al PP con este único objetivo”, ha insistido.

En este punto, Díaz ha puesto el foco sobre “las promesas de la Junta de Andalucía como otra de las claves que motivaron estos pactos”, alegando que “el Gobierno andaluz prometió inversiones y obras que no se han cumplido”. “En un año no se ha movido nada, ninguna inversión ha salido adelante en estos municipios impulsada por la Administración andaluza”, ha recalcado.

Por eso, ha continuado que, “tras un año de sufrir este tipo de gobiernos, no sólo les pedimos que acepten las propuestas del PP, que sí son eficaces para los ciudadanos, sino que vamos más allá y solicitamos a los partidos moderados que forman parte de estos conglomerados que reflexionen y analicen si realmente está siendo útil su apoyo a este tipo de gobiernos”.

De esta manera, ha incidido en que, “tras una reflexión profunda, realizada en la calle y hablando con los ciudadanos, se replanteen este apoyo”, aduciendo que “aquí está el PP, dispuesto y preparado para volver a gobernar en cualquier municipio que lo necesite, porque desde luego lo que estas localidades requieren es el gobierno que los ciudadanos votaron, del Partido Popular”, ha apostillado.

Como ejemplo, ha citado a Marbella, donde Díaz es concejal, indicando que “el IBI ha subido un 20%, mientras que la imagen del destino ha sufrido un retroceso, afectada por la anulación del PGOU, lo que se traduce en menos inversiones, las cuales se están trasladando a municipios cercanos como Estepona o Benahavís como resultado de la inestabilidad provocada por el cuatripartito”, ha concluido.

 

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.