Publicidad

...y olvidaron que es gallego


Conozco y me encanta Galicia. Es posiblemente la Región de España, aparte de la mía de La Mancha, que mejor conozco; tres veces la he visitado y ninguna de ellas ha sido una visita "rutinaria". En cualquiera de las tres me introduje a fondo en sus pueblos y en sus costumbres y puede decirse, como fue en realidad, que aquellas visitas dieron luz a un amplio estudio de sus gentes y sus modos de enfrentarse a la vida. Amante del retruecano, él Gallego lo practica con deleite, en general me encanta Galicia, pero no me gustaría convivir con sus gentes, quizás debido a mis raíces manchegas.

Franco fue gallego y en un referéndum sobre su persona no creo que saliera muy bien parado, más que por lo que hizo, por como lo hizo. Yo mismo allá por mis años mozos conocí y salí durante muchos meses con una Gallega, deliciosa ella, melosa y entregada, pero que un día me tendió un sobre y me dijo: Mañana me caso, toma una invitación a mi boda, pero no me gustaría que asistieras...y, lógicamente, no asistí, más que por su petición, por estar durante días paralizado por la sorpresa. Era una buena pintora y se unió a un pintor griego, con el que se trasladó a su País...¡era sobre todo Gallega! quiere decir esto que son malas personas, no, en absoluto, son tan buenas personas como lo puedan ser los de cualquier otra Región de España, pero tienen ese modo de llevar preparada la sorpresa en cualquiera de sus bolsillos y la habilidad de exhibirla en el momento preciso y cuando es difícil la reacción. Los estudiosos de la vida del Dictador siempre nos han dejado ver la astucia y "zorrearía" que ocultó ante todos, incluidos altos dirigentes Republicanos, y que sacó a la luz cuando ya era del todo imposible el pararle...hubo hasta quien se encontró con el cañón de una pistola sobre su cabeza cuando en realidad esperaba un simple saludo militar...Franco fue lo que fue, pero nunca dejó de ser Gallego...Y que conste ni digo que sean malas personas, ni creo que lo sean, son Gallegos y tienen para ellos esa cualidad, que para algunos, quizás, sea defecto.

Y también es verdad que me he excedido en la exposición del escrito y quizás, ahora, me encuentre con poco espacio para la descripción de lo me ha llevado a titular mi Grito como lo he denominado...Y olvidaron que es Gallego, lo olvidaron todos los políticos del arco parlamentario que mientras discutían y trampeaban sobre a quién daban sus votos para presidir el Parlamento, no se percataban de que otro, que es Gallego, ya tenía hecha la "composición" al completo de la Mesa del Congreso, aunque para ello haya tenido que recurrir a Grupos Parlamentarios que en "otro" tiempo eran "apestados". No hace falta irse muy largo en el tiempo para recordar la sarta de insultos que El Marianico orquestó contra el Partido Socialista cuando se intuyó, solo se intuyó, que Pedro Sánchez podía pactar con esos Grupos en las negociaciones del pasado mes de Marzo. Es lamentable y lo lamentaremos todos, menos ellos, claro está, que después de todas las "juderías" que el Partido Popular "nos" hizo en los cuatro años de su anterior legislatura, estemos abocados, salvo un milagro de los que ya no se dan, a una repetición, corregida y aumentada, de la anterior...Y eso porque los emergentes y no emergentes olvidaron que el tal Rajoy es Gallego.

¡Ah! Y que conste que yo no pretendo criticar, digo nada más.

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.