Publicidad

EPES y Fundación MAPFRE ponen en marcha una campaña de prevención de ahogamientos en las playas andaluzas


La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) y la Fundación MAPFRE ha dado a conocer hoy la campaña ‘Prevención de Ahogamientos 2016’, cuyo objetivo es trasladar a la sociedad las principales pautas de prevención para evitar accidentes en el entorno acuático y enseñar las pautas necesarias para saber actuar ante una situación de emergencia.

Dicha iniciativa, que se difundirá en las próximas semanas en las playas más importantes de las ciudades de Almería, Málaga, Granada, Cádiz y Huelva, hará hincapié, además, en que los adultos tomen conciencia de la importancia de vigilar adecuadamente a los menores de 10 años, franja de edad que comprende el 6 por ciento del total de víctimas mortales. También se darán a conocer los principales factores de riesgo, técnicas básicas de supervivencia en el agua y de reanimación (RCP) y conocimientos elementales de primeros auxilios en caso de ahogamiento, formación que impartirán en plena playa monitores especializados de los servicios de emergencias sanitarias a través de talleres gratuitos dirigidos a niños y adultos.

Durante el acto, celebrado en la Playa de La Malagueta, en Málaga, ha participado SAR, la Infanta Doña Elena, el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; la directora de proyectos de Fundación MAPFRE; el director gerente de EPES, Luis Olavaria; y el director general de Fundación MAPFRE, Julio Domingo se ha puesto de manifiesto los datos de la última década analizados por Fundación MAPFRE sobre ahogamientos, que señala que entrar en el agua sin atender las indicaciones del socorrista, no saber nadar o hacerlo sin la suficiente preparación y desconocer el medio en el queremos darnos un baño, son algunas de las causas más frecuentes a la hora de sufrir un ahogamiento.

También se ha apuntado a que las horas a las que se producen más incidentes son entre las 12.00 y las 14.00 horas y entre las 18.00 y las 20.00 horas; que la mayoría de los incidentes ocurren en lugares sin Servicio de Socorrismo o fuera de su horario; y que el mayor número de incidencias ocurren mientras el baño está permitido.

El delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo, ha resaltado que esta campaña supone un elemento más en todo el dispositivo de seguridad que la Junta de Andalucía despliega en el litoral andaluz durante la temporada alta de verano. Ruiz Espejo ha destacado la alta dotación de equipamiento con que cuentan las playas malagueñas y andaluzas, que garantizan el confort y la seguridad en nuestro litoral en la campaña veraniega, indicando la alta preparación y cualificación del personal que conforma los servicios del 061 y del 112.

"Las personas que nos visitan y que disfrutan de nuestras playas están seguras, saben que cuentan con unos servicios de calidad y que contamos con los dispositivos adecuados para atenderles y ayudarles si surge cualquier incidencia" ha añadido el delegado del Gobierno, quien ha pedido al mismo tiempo a los bañistas que cumplan con las condiciones mínimas de seguridad, atendiendo a las recomendaciones de los vigilantes y de las banderas que informan del estado del mar.

Por su parte, el director general de Fundación MAPFRE ha subrayado la necesidad de que los centros impartan natación en las primeras etapas educativas, asignatura que a su juicio “debería formar parte del currículum básico, ya que se trata del mejor modo para prevenir ahogamientos en la población infantil”. También se ha referido a que desde Fundación MAPFRE se está apostando de forma decisiva para que “la formación en primeros auxilios y en reanimación llegue a toda la sociedad, sin exclusión de ningún grupo de edad” y ha indicado como medidas clave de prevención la importancia de bañarse acompañado, de no alejarse de la orilla en espacios acuáticos naturales, como pantanos y lagos, de evitar comidas abundantes antes del baño, y de pedir ayuda al 112 o 061 cuando se ve a alguien en peligro.

En este sentido, Luis Olavarría ha destacado durante el acto que los centros coordinadores del 061 en Andalucía atienden al año una media de 235 solicitudes de asistencia por ahogamiento, llamadas de auxilio que principalmente realizan socorristas, policías o bañistas que están siendo testigos en un momento dado de un incidente de este tipo. Según el director gerente de EPES 061, la mayoría de los accidentes que sufren los más pequeños se produce en las piscinas, mientras que los adultos son los que solicitan más peticiones de asistencia en las playas, especialmente por no respetar las señales de peligrosidad del mar y por no bañarse poco a poco justo después de haber comido o haber tomado el sol durante un tiempo prolongado.

Así, unos 20 de profesionales del servicio de emergencias sanitarias del 061 en Andalucía colaborarán de forma voluntaria en esta actividad que se desarrollará desde hoy 12 de julio hasta el 29 de julio en 13 playas de nuestra Comunidad. En horario de 11.00 a 14.00 horas, los sanitarios darán consejos para prevenir los ahogamientos y formaran en técnicas de reanimación cardiopulmonar a las personas que se encuentren a las playas de La Malagueta, de la Carihuela y del Rincón de la Victoria en la provincia de Málaga los días 12, 13 y 14, respectivamente. Esta actividad viajará a la playa de El Ejido y a Almería, a Motril y a Almuñecar en Granada, a las playas de Conil y Cádiz y finalizará en las playas de Punta Umbría y Ayamonte, en Huelva.

Estudio de la Fundación MAPFRE

En la última década, cerca de 4.800 personas han perdido la vida por un ahogamiento, una cifra que se ha reducido en los últimos 5 años en un 12%, y que refleja que, de media, aproximadamente 480 personas fallecen cada año por esta causa. Del total de fallecidos, 1.800 personas perdieron la vida en la piscina y en espacios naturales.

El perfil con mayor riesgo se mantiene prácticamente constante cada año. Los ahogamientos afectan principalmente a las personas mayores de 60 años (40 por ciento) y en menor medida a los más jóvenes (8,5 por ciento). Llama la atención, sin embargo, que en la franja de menores de 15 años, las cifras de accidentes mortales han aumentado un 15 por ciento en los últimos cinco años. Estos datos forman parte de un estudio realizado por Fundación MAPFRE, en el que se pone de manifiesto que Andalucía registra el 17% de las víctimas mortales por ahogamiento, convirtiéndose en la Comunidad Autónoma con mayor número de víctimas mortales.

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.