Publicidad

Ciudadanos exige a la Junta que declare como “urgentes” las obras de saneamiento en la provincia y que establezca un plan para terminarlas


El diputado malagueño en el Parlamento andaluz Carlos Hernández se queja de que “el panorama de la provincia en depuración de aguas es desolador y de la imagen nefasta que se está dando al turismo”.

El grupo de Ciudadanos en el Parlamento andaluz ha registrado una Proposición No de Ley (PNL) en la comisión de Medio Ambiente en que exige a la Junta de Andalucía a que se declaren urgentes todas las infraestructuras de saneamiento y depuración de aguas residuales de Málaga y la Costa del Sol, y a que se establezca un plazo para terminarlas todas.

Además, la PNL solicita que se detalle el destino de los recursos recaudados con el canon de mejora en las obras que se han aplicado y cuánto resta para ejecutar obras pendientes, además de que se destine íntegramente el dinero recaudado por el canon de saneamiento en la provincia a las obras de Málaga y la Costa del Sol.

En este sentido, Hernández ha recalcado que “el interior de la provincia es la zona más afectada, ya que tres municipios de gran población carecen de Estación de Depuración de Aguas Residuales (EDAR) y vierten sus aguas al río Guadalhorce: Alhaurín el Grande, Cártama y Coín. Junto a Álora y Pizarra, deben ser las actuaciones prioritarias”.

El parlamentario también ha manifestado que hay otros muchos municipios de menor población “que no depuran sus aguas y las vierten a ecosistemas naturales de alto interés ecológico como el Valle del Genal y el del Guadalhorce o los parques naturales de Sierra de las Nieves, Serranía de Ronda y Montes de Málaga”. Y ha ahondado en que “en verano se duplica la población y las capacidades de las redes actuales son insuficientes, como la del colector que recorre Marbella y Estepona”.

 

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.