Publicidad

El Parlamento andaluz aprueba la Ley del Deporte


El Parlamento aprobó hoy el proyecto de Ley del Deporte de Andalucía, una norma  que sustituirá a la vigente desde 1998 y que, como principales novedades, incorpora medidas para la protección y difusión del deporte de ocio y de competición no federado, además de reforzar la lucha contra el dopaje y de regular por primera vez con rango legal el ejercicio profesional en el sector.

El consejero de Turismo y Deporte, Francisco Javier Fernández, destacó que la comunidad adapta así su ordenamiento jurídico a la nueva realidad que supone el auge de la práctica deportiva habitual, próxima al 46% de la población, y recordó que la nueva norma parte de la consideración del deporte como un derecho de la ciudadanía que debe garantizarse en condiciones de igualdad, seguridad, salud y calidad.

Así, la Ley introduce una nueva clasificación que da cobertura jurídica tanto a la competición federada como a las actividades de ocio y a las competitivas no oficiales, como las carreras populares, para las que establece un control previo y su comunicación a la Junta o a la entidad local competente. En esta misma línea, y como medida pionera en España, define también el Catálogo de Derechos y Deberes de los Deportistas.

Otra novedad es la creación de una tarjeta sanitaria específica para el deportista federado, que recogerá toda su información médica, especialmente reconocimientos, pruebas de esfuerzos y controles de dopaje. En este último aspecto, la norma cubre una laguna de la legislación vigente y dispone así medidas de prevención y lucha contra el uso de sustancias y métodos que adulteran la práctica y ponen en riesgo la salud.

En este mismo ámbito, la nueva Ley establece la creación de la Comisión Andaluza Antidopaje y la publicación de un listado de sustancias, grupos farmacológicos y métodos prohibidos, además de que fija la obligatoriedad del control a los deportistas con licencia. Otro organismo similar a la citada comisión se centrará en prevenir y combatir la violencia, el racismo y la xenofobia.

Por otro lado, la protección en centros deportivos, gimnasios, piscinas, clubes y todo tipo de servicios deportivos es también otra de las novedades. Esta medida se refiere a la regulación de la cualificación profesional en el sector, en aras de proteger la salud y seguridad de los usuarios y consumidores de los servicios deportivos, así como de aumentar la calidad en la prestación de los mismos; de modo que el nuevo marco legal fija los títulos oficiales, las cualificaciones y el ámbito funcional de cuatro profesiones: profesor de Educación Física, director deportivo, entrenador y monitor.

Destaca también en el nuevo texto, el reconocimiento de la función económica y  de generación y mantenimiento de empleo que cumple el deporte. Por ello, garantiza su práctica en el medio natural de forma sostenible y racional, reconociendo su faceta de elemento generador de la actividad turística en Andalucía.

Innovación deportiva

Igualmente novedosas son las medidas de I+D+i, para lo que se aprovecharán al máximo la labor del Instituto Andaluz del Deporte, especialmente en medicina, aplicaciones tecnológicas y mejora de gestión.  En la misma línea, se prevé la creación de una oficina virtual encargada de unificar y simplificar trámites, así como promover el uso de los medios electrónicos y telemáticos en todo el sistema deportivo regional.

En cuanto a las instalaciones deportivas públicas, sus proyectos de construcción, ampliación y gestión deberán contar, también por primera vez, con controles para su adecuación a criterios de sostenibilidad. Esta medida se reforzará con la formulación de vías de colaboración obligatorias entre las distintas administraciones para garantizar la viabilidad y el mantenimiento de la red de equipamientos de Andalucía.

El nuevo texto establece la creación del Tribunal Administrativo del Deporte de Andalucía y supondrá también un avance en el proceso de modernización y transparencia de las federaciones deportivas, a través de medidas como la aprobación del Código de Buen Gobierno o la creación del Consejo Andaluz de Federaciones Deportivas, que será el órgano de participación de estas entidades en las políticas autonómicas sobre la materia.

Accesibilidad e igualdad

En materia de igualdad, recoge medidas para fomentar la práctica deportiva de personas con discapacidad y favorecer su integración en las federaciones, así como programas de impulso del deporte femenino y del acceso de las mujeres a niveles de responsabilidad y decisión. En este último sentido, obliga a que su presencia en las juntas directivas de las federaciones sea, al menos, proporcional a su número de licencias.

Finalmente, Francisco Javier Fernández agradeció a los grupos parlamentarios el “grado de consenso” y “el intenso trabajo” desarrollado en los últimos meses durante la tramitación del texto en la Cámara, así como la participación y las “interesantes” aportaciones del sector, que estuvo representando en el Pleno con la presencia de numerosos responsables de las federaciones regionales y de deportistas.

 

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.