Publicidad

Cada vez hay más ancianos que viven solos


España continúa su proceso de envejecimiento con una esperanza de vida de 85,6 años para las mujeres y de 80 años para los hombres, una revolución demográfica debido al éxito de las políticas de salud, que constituye un reto para la sociedad que debe adaptarse a esta nueva situación para enfrentarse a la mejora de la salud y capacidad funcional de nuestros mayores, sin abandonar su participación social y seguridad.

La ayuda al cuidado de ancianos es por tanto una labor primordial y que exige de “una respuesta a sus problemas diarios con un cuidado seguro y de calidad por personal especializado” como  afirma la empresa especializada en asistencia domiciliaria, Cuidum.

En este escenario, la labor del cuidador será imprescindible, por la evidente necesidad de una población cada vez más necesitada de cuidados, en los que debe primar la integración del anciano para que mantenga durante más tiempo su independencia física y cuente con ayuda para el cumplimiento de las indicaciones médicas, sin olvidar el acompañarlo y escucharlo para que se mantenga alejado de un estado depresivo.

La propia aportación de estos nuevos trabajadores al propio sistema económico y de pensiones también se ha de tener en cuenta.

 

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.