Publicidad

El grafeno


    He asistido recientemente a unas Jornadas convocadas por mi Colegio Profesional sobre la utilización del gas natural y las baterías de grafeno en los vehículos eléctricos,  han resultado muy interesantes, en la línea que esperaba.

   El automóvil eléctrico es el futuro, no contamina, no tiene apenas ruido, la conducción es bastante silenciosa, sin embargo los vehículos actuales tienen una autonomía máxima de unos 150 kilómetros, el grafeno será una de las soluciones a este problema, paralelamente la batería de hidrogeno también está empujando, aunque su autonomía es menor sin embargo también se recarga en pocos minutos.

      Arabia Saudita ha manifestado que la era del petróleo ha finalizado, días atrás su ministro del petróleo así lo ha señalado y van optar por otras vías de desarrollo para el país.

     Arabia es la que gobierna la OPEP y siempre ha decidido cuanto petróleo hay en el mercado, si hay un exceso de oferta los precios caen como ocurre actualmente. Va a vender parte de su gran empresa estatal a la petrolera Aramco.

    La causa de mantener un exceso de producción se ha debido al deseo de hundir  a las empresas de EEUU que practican el Fraking,  y por último perjudicar a sus enemigos políticos que también extraen petróleo como Irán, aunque de paso se haya llevado por delante a Venezuela.

    Por cierto los dirigentes de Venezuela, los chavistas, pensaron que el petróleo les iba a resolver la economía, su imprevisión fue no ver que los combustibles fósiles van a ser sustituidos paulatinamente por otras fuentes de energía con la consiguiente caída de los precios como ya está ocurriendo.

     Volviendo al grafeno, es un tipo de carbono que se obtiene del grafito, este es el que tienen los lápices de toda la vida; se caracteriza porque sus átomos están unidos por enlaces covalentes formando una red hexagonal, similar a un panel de las abejas. Tienen una membrana finísima del grosor de un átomo.

     Fue descubierto en 1930, pero se desecho por considerarlo muy inestable, fue en el año 2010 cuando los científicos Andre Geim y Konstantin Novoselov, que trabajaban en la Universidad de Manchester en el Reino Unido, los que empezaron a sintetizar este material, recibieron el Premio Nobel por estos trabajos e  investigaciones.

    Se le ha llegado a llamar el “material de Dios” y será a lo largo de este siglo uno de los elementos fundamentales por sus asombrosas propiedades y posibilidades; es muy duro, doscientas veces más que el acero, es muy ligero como la fibra de carbono que ya se utiliza en numerosos procesos de fabricación, consume menos electricidad que el silicio y tiene la capacidad de convertir la energía de la luz en electrones, es decir corriente eléctrica.

    Sus aplicaciones son numerosísimas por las características reseñadas y cada día irán apareciendo mas, se usa ya en telefonía, pantallas, .., nuestro país en este campo afortunadamente no se ha quedado atrás, hay una nueva empresa que en colaboración con la Universidad de Córdoba ha empezado a trabajar para construir baterías de este material.

     Las baterías construidas con grafeno tienen una autonomía entre los 800 y 1000 kilómetros, su tiempo de recarga no supera los ocho minutos.

    La sustitución de los automóviles actuales por los eléctricos llevará bastantes años, los precursores son los automóviles “hibridos” que combinan gasolina con electricidad pero con una autonomía limitada ya que las baterías actuales de litio no le permiten superar los 150 kilómetros sin ser recargadas.

     El futuro de los coches eléctricos ya se ha acelerado, Noruega prohibirá la venta de coches de gasolina y diesel a partir del año 2025, esperan que para esas fechas los vehículos eléctricos habrán dado grandes avances, es probable que se vayan produciendo decisiones semejantes en otros países.

     Bienvenido sea el grafeno, pues a largo plazo conseguirá eliminar poco a poco la dependencia de los combustibles fósiles en el área del transporte y la automoción.

   

Comentarios
    No hay comentarios
Añadir comentario
- campo obligatorio (*)

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Faro de Málaga
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.